jueves, 14 de agosto de 2008

¿Quién soy... qué soy?





Dice Fernando Savater en su libro "Las preguntas de la vida": "Tenemos múltiples fuentes de conocimiento, pero todas han de pasar la crítica de la razón, que verifica, organiza y busca la coherencia en lo que sabemos... aunque sea provisionalmente. Pero la vida está llena de preguntas. ¿por cúal empezar; tras habernos preguntado como responderlas?. La primera de todas bien puede ser esta: ¿quién soy yo?. O quizá: ¿qué soy yo?.

Quienes somos, sí, no quien aparentamos , hay una diferencia importante. Debemos de pensar no en el personaje que representamos socialmente, no lo que hemos "vendido" a los que nos rodean, sino en como somos cuando nos quedamos solos, cuando tenemos la posibilidad de vernos por dentro, cuando no tenemos la necesidad de interpretar.

La respuesta no es fácil, ni siquiera para nosotros individualmente. Representamos durante tanto tiempo el personaje que nos hemos creado o nos han adjudicado, que no sabemos vivir si no estamos en el argumento de la "película". Sacar la piel verdadera y analizarla - aunque solo sea a nivel personal - es una tarea poco usual. Preferimos vivir dentro de la coraza, como protegidos por el peso fatuo de la opinión aprobatoria de los que nos rodean. Cambiarla, nos parece que nos tornaría vulnerables.

Vivir socialmente es interpretar un personaje, es adjudicarse un determinado "rol", es en definitiva, negarse a uno mismo la posibilidad de desenvolverse con libertad - respetando siempre a los demás - pero ejerciendo lo que verdaderamente nos indica nuestro pensamiento, no actuando del modo "admitido - asumido".

De nada sirve la representación, si en el fondo, en algún momento terminará la "función" y cuando eso ocurra, correremos el riesgo de quedarnos solos. Tener la valentía de saber y ser quienes somos y que somos, tiene el efecto de disminuir, quizá, el número de personas con las que nos relacionemos, pero tiene la ventaja de que siempre estaremos sinceramente acompañados, aunque sea por pocos.

Si nos desenvolvemos con sinceridad no seremos mas vulnerables, al contrario estaremos revestidos de fortaleza... la que nos proporciona nuestra propia tranquilidad de espíritu.


2 comentarios:

Fernando dijo...

Me encantan tus comentarios. Son balones de oxigeno!!

seriecito dijo...

Fernando gracias por tu comentario, para mí también es un balón de oxígeno, saber que alguien lee...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...