domingo, 27 de mayo de 2007

Una nueva experiencia




Bueno, creo que tarea pesada, pero alguien tiene que hacerlo. Como decía en mi anterior entrada, Luis era presidente de mesa, pues aquí está.


miércoles, 23 de mayo de 2007

Elecciones: que tedio me producen...




Que malos ciudadanos "de a pie" debemos ser, para merecer los políticos que tenemos.

Entrar en campaña electoral y llenarse la palabra de insulto, descalificación, reproche y vituperio, es todo uno. Y lo peor con diferencia, no importa que cuestión sea, con decir y tu mas... ya es suficiente.

Si los ciudadanos de a pie, fuéramos un reflejo de lo que se oye decir a la gente que nos representa, yo (que soy intrínsecamente pacífico) ya me habría "fajado a hostias" con el del tercero o el del segundo de mi finca. Al salir a la calle miraría dos veces y si alguien tropezase conmigo lo llenaría de adjetivos disonantes.

¡Que poca vergüenza!.

Hasta cuando habrá que soportar, que el trabajo mas importante sea ver si puedo evidenciar mas defectos en el adversario, o menos aciertos. Tan ignorantes nos hacen a los votantes.

Yo, que trabajo en la empresa privada, aprendí con cierta rapidez, que la llegada de un error, abría un horizonte de esperanza, porque de su análisis sereno y ponderado, se deducían acciones para el futuro y lo mas importante, se trataba de evitar que volviera a suceder lo mismo. En las acciones políticas, por contra, lo mas importante es "enterrar el error" y "magnificar el acierto" y de tanto practicarlo, el de turno cree que es "superman".

Cierro los ojos y aún puedo recordar, con nitidez, la imagen de la primera votación a la que comparecí en el periodo democrático, la ilusión de sentirme importante con mi voto, la mentalización de votar a quien creía que iba a proporcionar mayor bienestar general, a quien iba a gestionar la "cosa pública" con mayor diligencia.

Lo mismo que ahora... el tedio me invade de ir a no saber que hacer, incluso no saber si ir y eso que este año, tengo que hacerlo en una mesa, que preside mi hijo. Para que evidenciar mi opción, si finalmente, tanto si gobierna, como si es oposición, dedicará el mayor tiempo al "tu mas" y no a trabajar para todos, sino solo para su partido, incumpliendo una gran mayoría de las propuestas electorales.

¡Hasta cuando habrá que soportar esta situación tan deplorable!. Merecerían, que los ciudadanos de a pie, "pasásemos" de votar, para que los políticos de turno mirasen de una vez por todas hacia fuera y no hacia dentro.

Me gustaría votar, para que las cosas dejen de ser como son ahora, para que la palabra vuelva a ser instrumento de diálogo y enriquecedora en el ejercicio del respecto mutuo. Votaría también, para que la gestión sea eficiente, dedicada a beneficiar al conjunto de los ciudadanos y alejada de cualquier interés partidista... ¿no se si es mucho pedir?.... quizas se entienda mejor ahora, el porque del tedio.

miércoles, 16 de mayo de 2007

Lo haré cuando tenga tiempo...



Tener tiempo no es una cuestión de espera, es de decisión.

En muchas ocasiones, nos decimos, cuando tenga tiempo iré, haré, visitaré, viajare...etc, lo decimos como si nuestro tiempo estuviera tasado por alguien externo a nosotros.

Lo decimos como si en nuestra vida no tuviéramos la potestad de administrarlo.

Ese cuando tenga tiempo... suena mas a escusa y falta de decisión, que a impedimento real.

Posiblemente, si fuésemos, hiciésemos, visitásemos, viajásemos... etc, seriamos mucho mas felices, estaríamos mucho mas relajados y sentiríamos menos frustraciones ficticias.

La falta de tiempo, solo se soluciona con un buen reparto del mismo. No es necesario dejar de lado lo "imprescindible", para hacer cosas "prescindibles", ambas se pueden compaginar sin ningún problema. Solo hace falta una ligera reflexión y ganas de moverse por impulso propio, sin dejarse llevar por la inercia de lo que parece que dicen "otros", que debemos hacer con nuestro tiempo.

Porque:

La conversación aplazada con un buen amigo/a, eso si que es haber perdido el tiempo.

La tranquilidad, paz y sosiego de contemplar, sin prisas, una puesta o salida de sol, no es compensable con otra aplicación "banal" del tiempo.

Pasear sin rumbo determinado, la lectura de un libro, la percepción del silencio interno, eso es ganar tiempo.

El repaso sereno del día transcurrido, para aprender de los errores cometidos y fortalecernos con los aciertos, eso es multiplicar el tiempo.

En realidad el tiempo, solo es este instante. La dicotomía de que hacer en cada momento, racionalmente, sólo debe resolverse a favor de aquello que nos hace mas felices. Tener una vida intensa, no debería significar hacer muchas cosas, sino mas bien, que la mayoría de las cosas realizadas, sean las que hayamos decidido libremente....

Vaya... tengo que terminar, porque ya no tengo mas tiempo... (je, je, je)

viernes, 11 de mayo de 2007

Exagera que algo queda...


Contaba mi abuelo, cuando tenía delante un interlocutor, que intuía, exageraba en lo que relataba, que una vez una persona del pueblo (Viver), había salido de su casa en verano de buena mañana, para ir al monte a segar trigo, al medio día (12 de la mañana), se disponía a comer y para ello se sentó a la sombra de un pino, pertrechado de los "manjares" que le había preparado su mujer. Sacó la navaja que llevaba y se puso a afilarla en una piedra de calar idónea, estuvo un buen rato en este menester; cuando creyó que ya estaba en condiciones, cogió la hogaza de pan que llevaba, la apoyó sobre el pecho y rescostándose en el pino, con la navaja se dispuso a cortar una rebanada de pan, pero... tanto había afilado la navaja, que cortó el pan, se cortó él y el pino en el que estaba apoyado.... Después de oír semejante historia, su interlocutor hacía mutis por el foro y desaparecía con la rapidez que adquieren las piernas, ante ese clásico retorcijón de tripas que señala una inminente necesidad de defecar. Seguramente nunca mas insitía en fabular demasiado, por lo menos delante de mi abuelo.

Y es que en esta vida cada vez mas, las cosas han de ser tremendadmente "exageradas", para que salgamos de la zozobra en la que vivimos, dado que las noticias diarias no nos sorprenden, salvo que tengan ese sabor de "mas insólito todavía". Me viene ahora a la memoria - lo he oído en la radio esta mañana - que la alcaldesa de un pueblo de Andalucía había prometido sortear un comedor de caoba, entre los que asistieran a un mitín suyo, o también un alcalde que había prometido por lo mismo, el sorteo de un piso de protección oficial... a éste último creo que incluso le han dado el finiquito y lo han separado de la candidatura. Adónde vamos a llegar... Seguramente a nada bueno.

Porque claro, hay algo mas exagerado, irreal, parcial y estéril, que el mitín de un político, que promete y promete... Me dan ganas de contarles lo de mi abuelo y la navajica. Lo importante no es el fondo de lo que se dice, es solo el lucimiento que produce. Hechizar al posible votante, atraerlo conseguir su voluntad y con ello el cargo...luego buscar la escusa - siempre culpa de otros - para incumplir con aquellas razones por las cuales el "atraído" había votado.

Ahora entre las Administraciones Centrales y Autonómicas y las locales, solo con el tiempo que se pierde desmintiendo el desmentido... ¡Cuántas energías que se lleva el diablo!, ¿cuántas cosas se podrían hacer, dedicando el tiempo a trabajar en algo útil?.

En fín, mi abuelo también decía: "Si quieres saber quien es Miguelico, dale un carguico".

Hasta otra oculto posible lector, ayer me leyeron 10.000... Bueno menos mal que no esta mi abuelo ya, que si no...

domingo, 6 de mayo de 2007

Mañana 30+1









Sí, mañana ese +1 hace perder el vértigo, que producen los 30.

Porque en realidad nuestra vida, no la cambia un número, ni siquiera, si éste es el de las decenas.
Lo esencial es, saber percibir todas las pequeñas cosas que pasan en nuestro entorno y no deslumbrarnos con grandes proyectos utópicos.

Lo importante es, ver el inmenso futuro que hay por delante, estar casi satisfecho con lo conseguido y proponerse metas no excesivamente complicadas y ambiciosas.

Lo relevante es, la cantidad de buenos amigos con los que uno puede contar para cualquier cosa. Eso si que es francamente un buen bagaje.

Lo práctico es, tener en cuenta, que en el día a día siempre hay nubes y claros, según vaya la música. Por lo tanto no hay que darles demasiada importancia.


... En esa foto yo también tenía 30+1...







viernes, 4 de mayo de 2007

Hoy ya es viernes.



Día mágico, el mejor con diferencia de la toda la semana. La vispera del finde, es mejor que el propio finde. Todo esta por hacer, caben todas las posibilidades, incluso se puede cambiar de proyecto previo. Cuando se aproxima la hora de terminar el trabajo, se va abriendo un horizonte casi ilimitado, tan amplio como la imaginación. Aunque no haya ninguna expectativa especial, el propio cuerpo se coloca en posición de alerta relajante y eso, que esta semana es de las "falsas", antes de comenzar ya ha terminado.


Lo importante es la ilusión, es mucho mas relevante que los hechos en sí mismo. Hacer cosas es gratificante, pero tener ilusión por hacerlas, tal vez es mas...Quiero a los viernes por la noche y no me gustan los domingos por la tarde-noche. Pero la paradoja es que si no hubieran domingos por la tarde-noche, uno no podría tener la ilusión del próximo viernes tarde-noche y eso es suficiente ¿no?.

miércoles, 2 de mayo de 2007

martes, 1 de mayo de 2007

Publicar

Casi no me creo que pueda publicar. Van no se cuantas intentonas. Bueno esperemos que sea verdad.

Tal vez cada momento sea diferente, pero en ocasiones todos parecen monotamente iguales. No obstante, lo que si es cierto es que van pasando, como los trenes, luego, lo mejor es no perderse ninguno e intentar ver - aunque sea como en un sueño - que son distintos.

Hoy ha sido un día que no ha dejado lugar para la monotonía, empezó con calor y a media tarde hacía verdadero frio, cosas de la primavera...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...