jueves, 17 de julio de 2008

Estrategia y objetivos





Dice José María Amat en su libro "El control de Gestión una perspectiva de dirección": "Toda empresa requiere la formulación de una estrategia que le permita adaptarse al entorno en función de sus objetivos y de sus puntos fuertes y débiles así como el establecimiento de una estructura organizativa en la que los diferentes componentes de la organización deben tener definidas sus funciones y responsabilidad en el desempeño de éstas.
A medida que la dimensión es mayor, el logro de los objetivos globales de la empresa exige su descomposición en diferentes objetivos para las correspondientes unidades organizativas. Sólo de esta manera se puede garantizar, a través de la vinculación entre la estrategia y la estructura organizativa, un proceso de toma de decisiones que sea coherente con los objetivos globales".

La realidad es que pocas organizaciones siguen unas pautas parecidas, entre otras cuestiones, porque definir responsabilidades, compromete tanto a quien las asume como a quien las fija, quizás mas al segundo. Sin embargo, dejando una "nebulosa" en las tareas a ejecutar, permite a quien "manda", adjudicar éxitos o fracasos, según criterios no objetivos. Es menos comprometido para la dirección.

Para poder dividir bien las funciones de la empresa, el ejecutivo debe de tener clara cual es la estrategia mas adecuada y enfocar a la organización hacia ella, motivándola adecuadamente. Pero eso significa, ideas claras y constancia en la dirección a seguir. No permite por tanto, cambios cada día en el "rumbo", según los estados de ánimo. Si fueran necesarios y justificados, deben de ser transmitidos con toda prontitud a toda la organización, de nuevo.

No hay nada que socave tanto el sentimiento de equipo, que la inexistencia de directrices claras o los cambios recurrentes, sin argumentaciones adecuadas y con un análisis y explicación explícita. De todo lo que hace referencia a los objetivos empresariales, deben de estar adecuadamente informados - con el debido detalle según la posición en el organigrama - todas las personas que la forman. El éxito es un empeño común y nunca singulares esfuerzos adicionados, esta última posición acaba siendo absolutamente estéril.


2 comentarios:

fugit dijo...

Está muy bien, pero a medida que pasa el tiempo pienso que esto unicamente se realiza en Grandes Empresas, en multinacionales. En las PYMES se sigue con el método de "yo lo digo" y arreando. Claro, que así luce el pelo luego.
Saludos,
Soler

seriecito dijo...

Para Fugit:
Estoy de acuerdo. Pero creo también, que todas las PYMES no son iguales. Algunas realizan esfuerzos por cambiar ese prototipo, que describes.
El futuro que nos viene, solo puede ser afrontado, con el trabajo en común, hacia un objetivo predeterminado.
Las Pymes, que no lo afronten así, perderán competividad con toda claridad, si siguen el método "yo lo digo".
Gracias por tu comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...