viernes, 14 de noviembre de 2008

Personajes casi de ficción (VII)






Me contaba mi abuelo y yo lo escuchaba con mucha atención, que habían cambiado al Sereno (vigilante de nombre oficial) del pueblo, personaje - que para quienes no conozcáis la función que desarrollaba - rondaba por las noches por las poblaciones y hacía dos servicios, además de la vigilancia.

En las ciudades grandes, actuaban por barrios, eran tenedores de las llaves de los portales de las fincas y te abría la puerta del mismo, si lo llamabas con dos palmadas o voceabas "serenooooo" (las llaves eran muy grandes para portarlas en el bolsillo del pantalón); recibía una propina si se la ofrecías y felicitaba las Navidades con una tarjeta típica de "el vigilante le desea Feliz Navidad y próspero Año Nuevo", para pedir el aguinaldo.

En los pueblos mas pequeños, como Viver, daba la vuelta por las calles e iba "cantando" la hora y el tiempo, con mas o menos este menú: "Ave María Purísima, son las 2 y media... serenoooo" o nublado o lloviendo, etc, según la climatología imperante en el momento. El nombre de sereno, había devenido, porque la mayoría de las veces terminaba diciendo sereno.

Bueno, a lo que íbamos, me contaba mi abuelo y yo lo escuchaba con mucha atención, que el Sereno que habían puesto era muy vago y que el había pensado, desde el mismo nombramiento, que no desarrollaría adecuadamente su función. Parece que lo comprobó con cierta prontitud, porque daba la casualidad, que vivían en la misma calle.

Seguía contando el abuelo: Fíjate si sera poco trabajador, que cuando le parece, no sale a la ronda, se queda en casa y según se despierta por la noche, se levanta de la cama, se asoma al balcón y dice, Ave María Purísima, me paice (parece en la zona), paice que son las dos, serenooo..." y se vuelve a la cama.

Bueno a lo mejor exageraba... el colmo de la vagancia pensé yo...

Así me lo contaron y así os lo cuento.



Nota: en la foto serenos de la época.

9 comentarios:

Nuria dijo...

Indiosincrasia popular.
Bonitas historias nos contaban los abuelos.

Un bico

seriecito dijo...

Cuéntanos alguna, Nuria. Seguro que son muy chocantes, tu tienes buena chispa.

Salu2

Nuria dijo...

No recuerdo ninguna de esas historias ahora mismo, aunque mi padre es muy dado a contarme alguna de mis abuelos, pero cuando haga memoria lo compartiré con vosotros.

Aunque creo que mañana alguien nos va a contar alguna...;-)

Un bico

MAR dijo...

INTERESANTE!
BESOS PARA TI NUEVO AMIGO.
MAR

A DOS BICOS dijo...

Pues si yo tengo una.

Mi Padre contaba que de pequeño tenian un fantasma vivo en el pueblo que se llamaba Juan el Resucitado.
Contaba que despues del velatorio una tarde de lluvia lo llevaban a la iglesia para el funeral y de repente unos gritos: "sacademe de aqui" (sacadme de aqui) socorro, socorroooo y empezo a bailar la caja en lo hombros de los hombres, Mi padre que era un crio contaba que nadie se atrevia a abrir el ataud, él salio corriendo y no sabe lo que paso despues, solo que cuando se encontraba a Juan el Resucitado tenia la tentacion de preguntarle como hizo para volver por si el quisiera hacer lo mismo.

Eso contaba mi padre y que lastima que no le preguntara a Juan como hizo.

Uu bico EVA.

Nuria dijo...

En la mente de un niño, hay historias que quedan marcadas, y no sólo eso, sino que son interpretadas de una forma muy peculiar.

Un bico

seriecito dijo...

Eva:

Como había anunciado Nuria, nos has traido una historia, bueno si era en un pueblo pequeño, como para volver a pasar por allí.

Gracias por estar ahí y participar.

Sulu2

A DOS BICOS dijo...

Luis. (si me permites que te llame asi)
Gracias por permitirme contar una de las historia preferidas de mi padre.Cuanto daria por volver a oirla de su voz.
Desde aqui y donde este un bico para mi padre.

EVA.

seriecito dijo...

Eva:
No necesitas pedirme permiso, es mi nombre,así que... adelante.

Salu2

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...