jueves, 25 de diciembre de 2008

La belleza




Dice Eduardo Punset en su libro "Por qué somos como somos": "La belleza es la ausencia de dolor de la misma manera que la felicidad es la ausencia de miedo. Somos lo que somos, en gran parte, porque la belleza es un predictor excelso de la salud, nos da la medida de cómo estamos".

Si Punset acierta y debe acertar, porque sabe; quien difunde belleza ayuda... mucho; transmite en positivo y beneficia. Tener sensibilidad para captar imágenes bellas, es una cualidad muy encomiable, que produce - sin duda - satisfacción personal; pero compartirlas es mucho más, es propiciar la felicidad.

Vivimos un entorno social cargado de impaciencia y falta de conformidad. Reparamos con insistencia en las noticias negativas y las difundimos; pero hemos perdido la sensibilidad, para sacar consecuencias positivas de lo que nos sucede; vemos con gran facilidad lo malo y tenemos poca capacidad para aflorar lo bueno.

Nuestro estilo grandilocuente nos impide repara en las pequeñas cosas, evitamos, con ello, cargarnos de energía positiva, poco a poco. A fuerza del "cada día más", no nos dejamos sorprender por casi nada, todo nos parece monótono y repetitivo, vamos perdiendo la ingenuidad en la mirada y adoptamos un talante escéptico, bien sea por temor o por protegernos.

Puestas las cosas en este entorno, quienes se preocupan en transmitir belleza, hacen un servicio que no tiene precio. La belleza está, pero en ocasiones los ojos comunes no la ven, por ello cuando los ojos singulares la identifican, la plasman y la difunden, nos dan opción a observarla de nuevo e interiorizarla, pero más aún, nos devuelven lentamente a nuestra mirada, la sensibilidad perdida.

Recobrar esa sensibilidad es ganar, dejarla adormecerse es perder... muchas veces, mucho.


Foto cedida por Nuria: http://seriecito.blogspot.com




4 comentarios:

Nuria dijo...

La capacidad de captar, transmitir, y compartir imágenes (o música, o poemas, o pintura, etc...)es también un reflejo de nuestro interior, de nuestro estado de ánimo, de nuestra manera de pensar.... es un pequeño espejo nuestro ¿cabes?

Para mi, tener la capacidad de captarla y transmitirla, es sin duda una satisfacción personal como dices, pero compartirla es sin duda lo MEJOR de todo, te lo puedo asegurar.

Buen trabajo Luis, me ha gustado mucho.

Un abrazo

Eva. dijo...

Totalmente de acuerdo, esa cosas son lo que realmente valen la pena, y las personas que tienen esa virtud tienen un tesoro.
Un bico.
EVA

Carol dijo...

Tantas veces la belleza está en las pequeñas cosas que nos rodean y no nos paramos a observarlas, vamos tan deprisa por la vida...

Creo que conservo aún esa clase de sensibilidad, y sé apreciarlas cuando en un acto de generosidad te la transmite el que la capta ya sea de palabras, con fotos...

Precioso post Seriecito, me ha gustado mucho. Felicidades.

luna dijo...

Si, Seriecito, un post precioso adornado por una foto muy bella-

Efectivamente, como dices, hemos perdido la capacidad de "ver", por la de tener.

Y eso produce infelicidad.
Cando lo tienes, ya no lo ves.

Hay tantas cosas bellísimas que nos rodean cada dia, que están ahí y no las tenemos que tener, simplemente ver.

El ser humano se está volviendo insensible.
Los cinco sentidos de que estamos dotados, de un valor extraordinario, se nos adormecen.

Casi nos hemos olvidado de ellos, a fuer de no usarlos.
La vista...
El oído...
El olfato...
El tacto...
El gusto.
De cada uno, podríamos hacer un tratado....

Cuando alguien hace algo relevante con cualquiera de esos sentidos le llamamos "artista".

Pues es cuestión de apreciarlos.
Un beso.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...