jueves, 18 de diciembre de 2008

La gloria de los caballos




Tomo prestado el título de este post, de un apartado del libro "Sin contemplaciones", de Fernando Savater, en donde dice, también:"Y en lo que al buen uso de la libertad respecta, poco importa que la carrera se gane o se pierda: a veces quien mejor monta llega tercero con el jaco al que las circunstancias reservaban la última plaza... Bueno lo que se dice bueno, no es quien gana siempre, pretensión absurda (teológica); ni quien cree tener derecho a achacar todas sus derrotas a las circunstancias, ni menos el que se niega a correr hasta que las circunstancias le sean favorables o idénticamente favorables para todos, dos formas desmovilizadoras de lo imposible. Bueno, realmente bueno, es quien no suele perder con el caballo que debe ganar, porque no suele montar como el que va a perder".

Me quedo con la frase para utilizarla como metáfora.

Esperar nuestra oportunidad sin dar pasos, es tomar una posición inmovilista que solo conduce al fracaso. No intentar con todas nuestras fuerzas alcanzar nuestros sueños, es perder una gran oportunidad de diseñar nuestra propia vida. Ser siempre prisionero de los convencionalismos y no mostrar nuestra singular heterogeniedad, produce frustraciones y pérdida de capacidad para resolver con verdadera diligencia nuestro futuro. No somos prisioneros de nada ni de nadie, por mucho que en ocasiones percibamos impotencia y nos transmitamos desánimo. Cuanto mas sumergidos estamos en nuestros pensamientos negativos, es cuando mayor consciencia hemos de tener, para impulsarnos, desbordando nuestra imaginación e intentando colmar positivamente, nuestras esperanzas no cumplidas.

Nada ni nadie, nos puede detener, somos nosotros con nuestros miedos y reparos, quienes propiciamos una "monta" dubitativa, preludio de una derrota. Carecer de imaginación y voluntad de hacer realidad, las imágenes virtuales, solo puede traernos sinsabores. Quien no practica, acaba tornándose torpe. No es la posesión de una habilidad especial personal, la que propicia las acciones singulares y diferentes, es mucho mas la voluntad y confianza firme en el cumplimiento de nuestros deseos, quien nos pone en el camino firme de colmarlos.

No todos partimos de las mismas posiciones de salida, las diferencias son evidentes; pero eso no debe ser la escusa o motivación negativa, para no aplicar esfuerzo e conseguir lo que deseamos para nuestra vida. Las distancias de partida, posiblemente, serán mayores en el futuro, pues nuestra sociedad, lamentablemente camina por el sendero de la desigualdad entre las personas y no por la convergencia hacia un bienestar común, basado en el respeto y la tolerancia. Son mas los rasgos potenciadores del aislacionismo, que los signos de identidad común.

Pensar en positivo es el primer paso para alcanzar con éxito nuestras metas personales, nada se resuelve con el pesimismo recalcitrante o el conformismo frustrador. Para quienes tienen esperanzas de alcanzar objetivos relevantes en su vida, de nada les sirve el temor al fracaso o el bloqueo producido por la falta de confianza, que provoca la enumeración mental reiterada de todas las limitaciones imaginables, muy al contrario, las barreras deben de ser acicates y confirmación de que estamos en la buena senda. Querer lograr nuestros deseos, sentados en un cómodo sillón, es como jugar a la bonoloto pensando que tenemos una alta probabilidad de ser únicos acertantes. La suerte no llega, se labra día a día, con errores y aciertos... pero sin tener miedo a decidir.

6 comentarios:

Nuria dijo...

Un texto cargado de optimismo.
Difícil de cunplir, pero motivador sin duda.
Lo que está claro es que los derrotistas se ponen trabas a sí mismos, se cierran puertas, a la oportunidad de vivir.

Sin embargo tampoco lo veo todo tan optimista, a menudo por mucho que nuestra actitud lo sea, las circunstancias nos condicionan ¿no crees? Lo cual, repito, no es óbice para que luchemos por lo que de verdad queremos.

seriecito dijo...

Nuria:
La responsabilidad, en cierto modo, quita optimismo. Querer ser consecuente, supone ser realista y en ciero modo, menos optimista.

Mi post, iba mas por quien remolonea casi permanentemente y se pasa la vida mirándose al ombligo, para acabar, con seguridad,tornándose bizco.

Salu2:

Luis

P.D. Ha habido en la Universitat Jaume I, una exposición de carteles de Galicia, terminó el viernes. Estaan en la entrada a la Facultad de Económicas y Jurídicas.

Nuria dijo...

Ah, te entiendo, lo había leido desde otro punto de vista. Cierto, hay personas que únicamente se dedicana mirarse el ombligo como dices, a lamentarse de manera inamovible de su vida.

PD. ¿Carteles turísticos? ¿Te han gustado? ¿Alguno e ha llamado la atención especialmente?
Estoy preguntona.

Un abrazo

luna dijo...

Yo hago la lectura de "A Dios rogando y con el mazo dando"

No falta el quién ante una profesión consolidada, un puesto de trabajo más o menos seguro y lo que eso conlleva, haga un comentario parecido a: "Es que fulanito(a) ha tenido mucha suerte en la vida"

Solo juzga lo que vé.
No el esfuerzo que se ha hecho para conseguirlo.
Los sueños que se pusieron en algo, a cambio del esfuerzo, trabajo y camino recorrido hasta alcanzarlo.

Y todo eso, sin contar que no todos, empezamos la carrera en el mismo punto de salida.

Para unos, el punto de salida es natural.
Simplemente que pasen los años, sabiendo aprovecharlos.

Para otros es distinto, tiempo de trabajo y estudios, horas de estudios quitadas al sueño, por no poder dedicar el tiempo completo etc.

Pero, una vez en la carrera, lo que dices es cierto.
Quien no hace una buena carrera de fondo, con esfuerzo, tesón e ilusión, vá a ser muy difícil que logre la escarapela.

Lo que dejamos por el camino? Pues en la meta se olvida, o por lo menos se debe trocar sufrimiento por experiencia, como razón.

Buen comentario, Luis.
Un abrazo.

seriecito dijo...

Nuria:

Aparentemente es una recreación en la historia de Galicia. Me gustó en especial uno de la letra del himno de Galicia. (tengo fotos) no muy buenas, claro.

El viernes cuando iba a dar clase, los estaban retirando. Los habían ubicado en la entrada de la Facultad en el centro, en círculo. Con lo cual lo veía todo el que entraba por esa puerta.

Salu2:
Luis.

Nuria dijo...

Si te apetece y quieres enseñarme alguna foto, envíamela por correo. Me gustaría, no sabía que organizaban esa exposición.

Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...