miércoles, 7 de enero de 2009

Subordinados I





Nos quedaba referenciar los subordinados, en el libro de Sam Deep y Lyle Sussman, "Motivar y convencer en los negocios", describen los diferentes tipos, que transcribo literalemente:
El inseguro:

Es no afirmativo, incluso con sus subordinados.
Comprueba las cosas innecesariamente con el jefe, en busca de autorización para iniciar proyectos.
Evita las acciones de alto riesgo.
Habla poco en las reuniones. Cuando lo hace, lo que dice suena más como una pregunta que como una afirmación.
Califica, prologa y disculpa en exceso las ideas.
Tiene a restar importancia o negar la alabanza: “no, podría haberlo hecho mucho mejor”
Su frase preferida: “¿le parece bien que siga adelante con esto?”.

El quejica:

Se queja de sus compañeros; a menudo informa de sus fallos como razones para explicar los propios.
A menudo afirma que su jefe no le da suficiente tiempo o recursos para completar los proyectos.
Se preocupa a cuenta de lo que pueda salir mal, sin prestar la misma atención a las ganancias esperadas.
Se resiste al cambio. Es capaz de dar una docena de razones por las que una innovación no funcionará.
A menudo dice: “yo ya lo dije”.
Le encanta comunicar malas noticias.
Su frase favorita: “¿cómo puedo remontarme como un águila si tengo que trabajar con pavos?”.

El culpabilizador:

Achaca a los demás la culpa de los fallos personales.
Se niega a aceptar responsabilidad de un bajo rendimiento.
Es muy crítico con los demás, mucho más con ellos que consigo mismo.
Busca causas externas que expliquen las deficiencias de rendimiento, como la dificultad de la tarea asignada, la información inadecuada, la insuficiencia de recursos, etc.
Puede verse a sí mismo como una víctima del ambiente, sin capacidad para cambiarlo.
Su frase favorita: No es culpa mía.

El negador:

Se niega a reconocer que existe un problema en su rendimiento.
Es capaz de pelearse con un colaborador, y luego negar vehementemente que hubiera desacuerdo.
No es realista en cuanto a su capacidad para producir.
Puede tener una opinión exagerada de sus habilidades personales.
No parece entender ni comprender qué efecto ejerce sobre el grupo de trabajo.
Es capaz de mentir con tal de encubrir alguna deficiencia.
Su frase favorita: “¿quién yo?”.

El gandul:

Aporta muy poco compromiso al trabajo.
Le falta ambición. Evita aquellas situaciones que le suponen un aumento de la responsabilidad.
Parece ser perezoso; disfruta de un día de trabajo con poco que hacer. Trabaja con lentitud. Se queja constantemente de tener demasiado que hacer, pero raras veces se le ve haciéndolo.
No realiza trabajo de alta calidad, lo hace apenas suficientemente bien como para salir del paso.
Su frase favorita: “¿cómo puede pedirme que haga eso?”.

El adulador:

Alaba a su jefe con frecuencia y efusividad.
No es posible que le transmita a su jefe malas noticias, por temor a perder su favor.
Se ríe de los chistes de su jefe, aunque no sean graciosos.
Nunca adelanta una opinión sin saber antes la de su jefe, con la que se muestra de acuerdo.
Le deja bien claro a su jefe que es el más inteligente, considerado y generoso del mundo.
No protesta por nada; cumple siempre con el programa.
Puede ser malicioso con sus compañeros, poniéndolos en evidencia con tal de ganarse el favor del jefe.
Su frase favorita: “Lo que usted diga jefe”.

El cortocircuito:

Pierde los estribos a la más ligera provocación.
Hace de los demás eviten tratar o incluso estar cerca de él, porque no saben qué provocará la siguiente explosión.
Puede tener un impacto negativo sobre la moral y la productividad de los demás.
Se comporta de un modo profesional con los colaboradores, clientes, empleados, etc.
A menudo es una persona sentenciosa que encuentra con facilidad cosas erróneas en los demás, un impaciente que debe salirse siempre con la suya, o un infeliz que quizá dé rienda suelta a sus frustraciones personales.
(continuará)

4 comentarios:

Nuria dijo...

Yo añadiría el subordinado autosuficiente, aquel que dede el primer minuto de su incorporación al trabajo considera que no tiene nada que aprender.

Aquel que considera que el tiempo dedicado por los compañeros a una tarea es ridículo, porque él lo haría en la mitad de tiempo.

Aquel que tiene la mirada puesta en el despacho del jefe.

Aquel que te recuerda cada cinco minutos que su paso por ese puesto es puro trámite temporal.

Aquel que ves venir por bocazas, y es mejor dejarle hacer, jajaja, hasta que se pegue el batacazo.

Bueno, a lo mejor estoy siendo un poco irónica, pero alguno de éstos me he encontrado.

O el misógino, que considera que no puede trabajar con una mujer como jefa (¡!). Os lo juro, me ha pasado.

Daría mucho de sí también este artículo Luis. Buen trabajo.

Bicos

Luna dijo...

Si, la "fauna" es variopinta.
Todos,al igual que en los otros casos, podemos poner nombre a todos.
A nosotros tambén nos colgarán alguna etiqueta...Algunos perfiles son debidos a falta de seguridad, a querer tapar y enmascarar las faltas, las carencias.

Otras son pura ignoracia. Hay mucha gente que utiliza la cabeza para llevar los ojos,la nariz y demás...

Otros porque son unos trepas...

Enfin, para cada perfil, hay una circunstancia...

Lo importante es tenerlo presente y que nos haga el menor daño posible...
Y si en algo nos hemos visto identificados... reflexión y enmienda, no hay más.

Del que describes, Nuria hay muuuucchhhos...
Besos

tag dijo...

Pues si, Nuria, estoy de acuerdo contigo y con el prototipo de subordinado autosuficiente (o prepotente).

En los mandos intermedios de la empresa que yo he trabajado durante 36 años, abundaban el
adulador, culpabilizador, negador e inseguro.
Estos ganaban por goleada a los demas prototipos aludidos.

Luis, como voy leyendo de arriba a abajo, al leer el otro de Subordinados II, no sabia que me encontraria más tipos.

Son dos articulos muy buenos.

Tere

seriecito dijo...

Tere:

Con la experiencia que tienes tú, seguro que te habrás encontrado casí todos los protoripos.

Algunos son mas raros, pero otros son completamente habituales, estoy de acurdo con lo que comentas.

Salu2:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...