miércoles, 29 de octubre de 2008

Descentralización


Dice Reinhard Mohn en su libro "El triunfo del factor humano": " Sólo una amplía descentralización de las responsabilidades directivas promete superar la cantidad y el grado de dificultad de las decisiones, así como la capacidad para la innovación. Pero la técnica de gestión de delegar responsabilidades presupone la identificación del personal directivo de niveles inferiores, que ha de asumir dicha responsabilidad, con los objetivos y las normas de la organización. En el marco de la responsabilidad delegada ya no se apuesta prioritariamente por mantener las órdenes y la disciplina, sino en mucha mayor medida por la creatividad, la iniciativa y la productividad. Sólo aquellas personas que sepan afrontar de forma positiva su cometido lograrán el éxito en estas circunstancias".

Delegar no es nada fácil, no solo porque es necesaria la voluntad de quien manda, para hacerlo, sino también, porque quien recibe el encargo debe de estar predispuesto a asumir la responsabilidad encomendada. Nada sencillo de conseguir en ambientes poco motivados, como los que se dan en la mayoría de las organizaciones, conformadas con salarios bajos y tareas poco acordes con la formación de quienes las desarrollan, al menos en los niveles intermedios y en trabajos administrativos.

De nada sirve encomendar el desarrollo de determinada función, a quien mentalmente no se encuentra predispuesto, para aplicar esfuerzo en su cometido. Cuando durante años se ha trabajado con un método monolítico y autoritario, buscar la participación, se torna complicado, mucho mas si no se interpreta que la decisión esté fundamentada en el convencimiento de quien dirige.

Pero hay algo que no ofrece dudas, las organizaciones que no viven un sentimiento de conjunto armonizado y solo se mueven por acciones aisladas y singulares, tienen poco futuro. Pero el cambio no se puede acometer desde abajo, es algo que debe propiciar la dirección y conseguir imbuir a todos, de esta forma de trabajo participativa, dirigida hacia un fin común. Para ello las estrategias y los objetivos deben de estar prefijados de modo racional, comunicados, entendidos y asumidos como propios por todos y cada uno de los miembros de la organización. De la bondad de esta acción, depende en gran medida, el éxito de la migración hacia un entorno descentralizado.

Las empresas, que no han sabido comunicar los objetivos a todos los miembros de las mismas o no han querido, se colocan en una posición de inestabilidad futura evidente. No superarán las altas cotas de competitividad, que imperan en los mercados. Cuando las economías entran en dificultades, no hay mejor planteamiento para superarlas, que aunar esfuerzos de todos los miembros de la empresa, y conseguir: que se sientan partícipes del proyecto, identifiquen con claridad el objetivo que se pretende lograr, lo asuman en la parte que les corresponda y se sientan totalmente vinculados con él, tal como si fuera propio.

Pero nada resultará, si este esfuerzo solo se hace ahora, que concurren circunstancias especialmente delicadas y no se asume, por parte de la empresa y los trabajadores, con carácter de permanencia. Lo que se hace sin vocación de continuidad no resulta y puede ser negativo a medio y largo plazo. Sin rumbo no se va a ninguna parte, pero una vez fijado el mismo, sino se sigue llegar al destino es una cuestión de azar.

7 comentarios:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
luna dijo...

Bien

seriecito dijo...

Luna:

Podría ser mas lacónico si solo dijera: sí.

Salu2

luna dijo...

Perdona, hoy he tenido errores al intentar escribir en el blog.
Lo de bien, lo mantengo.

Si me permites, lo veo así.

Las modernas teorías de dirección por objetivos, (he leido algo de D. Goleman) y muchos tratados actuales, van por ese camino, desde luego.

Pero yo lo veo más factíble de aplicar en las Pymes, donde el trayecto piramidal de los mensajes es más corto, y no se distorsiona.

Es como en el juego de decirle al de al lado, algo al oído, cuanto más largo es el camino, más disparatada será la última frase-

En las grandes Empresas, la Dirección General crea una estrategia de actuación general, o concreta para el problema "X"

Lo lógico es que delegue, no va a llamar uno a uno a su despacho.

Reúne a la 2ª linea de ejecutivos, comerciales, inversiones, recursos humanos, morosidad, etc, etc, y les transmite el mensaje, lo que delega en cada uno.

Estos entienden la filosofía, pero cada uno "barre un poco para su casa" Ya cada uno, pone su visión particular.

Suponiendo que estos sepan delegar, cosa más dificil que los anteriores, pues desde sus puestos de trabajo han de transmitir y delegar a más gente,y el cuerpo a cuerpo, es más cercano.
Ya no utilizan macrocifras, sino muchas cifras.

De ahí en adelante, los factores que intervienen son muchos.

Satisfacción en el puesto de trabajo, con el sueldo, con el horario, con la movilidad geográfica, con las envidias "de porque a él le dan tal prebenda monetaria o de categoria laboral y a mi no...."

Enfin..... muy difícil.

Luego está aquello de "si quieres saber quien es D. Pepito, dále un carguito...."

Y en época de crisis, como ahora, también hay muchos que hacen reuniones de directivos para reñirlos y acogotarlos......

Cuanto más alta es la pirámide, más se corre el risgo de que el viento se lleve las palabras y no lleguen a la base.

Lo quer no pongo en duda, es que debemos aunar esfueraos para que todo esto cambie, en beneficio de todos.
Un abrazo, Luna

luna dijo...

Has leído, Inteligencia Emocional,
e Inteligencia Social de
Daniel Goleman?
luna

seriecito dijo...

He leido Inteligencia Emocional.

Salu2

Nuria dijo...

¿Creeis que mi mesita de noche soportará el peso de la lista de libros que estoy anotando? jejeje

Ahora en serio, creo que ese planteamiento es más factible en una Pyme, y siempre y cuando haya por una parte sincera vinculación del trabajador, y por otra la suficiente comunicación y capaciad de transmisión del empresario.

Y por supuesto que no sea algo transitorio, sino con una visión de constancia, que redunde en un bienestar de ambos, empresa-trabajador.

Yo lo he visto muy pocas veces.

Bicos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...