sábado, 28 de febrero de 2009

Interdependencia (V)


Establecer relaciones sólidas y duraderas, está directamente correlacionado con la capacidad que tengamos de enviar señales con nuestro comportamiento, que no contradigan lo que decimos o pedimos a los demás. Debemos coordinar nuestra acción con nuestras palabras, expresar con claridad lo que pensamos y hacer siempre lo que hemos dicho.

No podemos exigir a los que nos rodean, determinadas pautas de comportamiento, sin ser absolutamente consecuentes con ellas, si esperamos correspondencia, seamos buen ejemplo con nuestro hacer coherente. También es imprescindible, ser especialmente cuidadosos en nuestras demandas, tanto en el tono como en el ademán. Sin estas premisas, las pautas que deseamos modificar, pueden quedar más reforzadas y convertirse en un hábito, con extraordinaria dificultad para ser reconducido.

El comportamiento inadecuado, tiene un efecto oxidante; hacernos trampas, a nosotros mismos, tratando de disimular o confundir determinados comportamientos propios, es una estupidez y no conduce a nada. Enviar mensajes con perfiles diferentes no puede ser repetido reiteradamente, de hacerlo así, casi seguro que nos golpeará con contundencia, como un muelle, que escapa de la fuerza, que lo comprime. Percibir que la simpatía, la solicitud o el halago, son solo meras “poses”, tiene un efecto absolutamente devastador; ganarse el calificativo de “falso”, es un error difícilmente subsanable y será demoledor en nuestras relaciones.

La hipocresía o el fingimiento habitual, son una de las mayores faltas de respeto hacia los demás, si las practicamos, encendemos la mecha, que dinamitará, tarde o temprano, nuestras interrelaciones. Perder la credibilidad, por actuar de modo absolutamente discrepante con lo que proponemos, abre una brecha de dimensiones considerables y nos impedirá cualquier proceso de convergencia.

Prometer es estar dispuesto a hacer; prometer y no hacer, es mucho peor, que no haber prometido. No obstante, no todos los mensajes inapropiados, son fruto de intenciones aviesas o engañosas; existe también la posibilidad de sobrevenir, como consecuencia de clara incapacidad, para hacerlo de modo más oportuno o inconsistencia en la forma contradictoria de comunicarse, enviando con ello señales confusas y frustrantes a la vez, que acaban deteriorando la relación, a través de la inestabilidad que transmiten.

La mejor vacuna, es transmitir “informaciones” sinceras y coherentes, decir lo que pensamos, actuar de acuerdo con lo que decimos, evitar emitir señales contradictorias y motivar siempre con el ejemplo. Vale la pena, una relación tarda años en conformarse y puede ser desmantelada en un “mal” minuto.

24 comentarios:

MARIA UVAL dijo...

He percibido que muchas veces quiero trasmitir algo, y cuando más clara quiero ser, peor lo trasmito. Hay un lenguaje corporal, gestual que a veces confunde al receptor, y si bien desde nuestro interior cierto comentario pudo ser dicho con la mejor intención, lo que hemos trasmitido ha resultado chocante, molesto, etc. etc. En fin, que hay que poner el acento en esto... porque es parte de vivir bien. gracias por tus aportes constantes. Saludos afectuosos.

Rocío dijo...

La comunicación es algo complejo. Nunca se percibe lo que decimos al 100% de lo que queremos expresar. El receptor siempre e inevitablemente, acabará interpretando nuestras palabras según su realidad.

Es trabajo nuestro por tanto como emisores ser claros, coherentes e íntegros, como estupendamente dices en tu artículo.

Yo añadiría la importancia de saber escuchar bien, al mismo nivel que el de "hablar" bien. No sabemos en la sociedad actual, realizar las dos tareas en condiciones y así se dan muchos problemas.

Lamentablemente, y en relación a la hipocresía, muchas veces es necesaria para mantener relaciones sobre todo de tipo comercial, ya que a veces -y lo digo a nivel de mi experiencia- no me gusta un pelo la persona con la que tengo que negociar, pero debo aguantar el tipo y ser cordial como mínimo, para llevar las relaciones comerciales a buen puerto.

No podemos gustar a todo el mundo y no a todo el mundo podemos gustar, pero siempre partiendo de un respeto y cordialidad, aunque hipócritas, podremos seguir viviendo en sociedad.

La relación auténtica, para los amigos y la pareja. La familia....pues a veces sólamente.

Saludos desde Sevilla.

impersonem dijo...

"Fray ejemplo es el mejor predicador". La coherencia entre el discurso y los actos es la clave...

Saludos.

Nuria dijo...

Engañarnos, hacernos trampas a nosotros mismos es el comienzo del fracaso en las relaciones que tengamos con los demás.

Y finalmente con nuestra propia vida.

"Prometer es estar dispuesto a hacer; prometer y no hacer, es mucho peor, que no haber prometido."

Totalmente de acuerdo.

seriecito dijo...

Maria Uval:

La realidad es que conseguir una entonación adecuada, para que lo que decimos tenga el alcance que deseamos no es una tarea fácil. Pero es mucho peor tratar de parecer lo que no sentimos.

Lo primero puede producir un equívoco y precisar de aclaraciones y/o disculpas, pero lo segundo es defraudar la confianza y eso si que es mu complicado solucionar.

Salu2:

seriecito dijo...

Rocio:

La base de la mejor relación viene de escuchar atentamente lo que nos quieren proponer los demás, ponerse en su lugar y tratar de interpetar sus problemas. Estar predispuestos a que arrgelen los nuestro y que escuchen nuestros discursos, es una pobre base de partida.

Yo en mi post, hablaba siempre de relaciones personales, las que produce el comercio, lógicamente son diferentes, aquí lo que prima es la venta y por tanto casí se plantea el "todo vale", si vendo.
A pesar de ello los clientes también aprecian las relaciones sinceras.

Nuestras interrelaciones interesantes, no pueden ser muy numerosas,las que debemos cuidar de forma expresa son limitadas y se reducen a un ambiente muy acotado.

Salu2:

seriecito dijo...

Impersonem:

Sin lugar a dudas, la coherencia es la base de cualquier buena relación y es lo que mas la perfecciona.

Salu2:

seriecito dijo...

Nuria:

El cumplimiento firme y escrupulosos es la base de todo.

Ofrecer lo que no se está en condiciones de cumplimentar es jugar con "pólvora".

salu2:

Nuria dijo...

Pólvora que explotará en el momento más inesperado y causará heridas difíciles o imposibles de curar.

Salu3

seriecito dijo...

Nuria:

Jugar al "riesgo" y repetirlo día trás día, siempre sale mal.

A mayor riesgo, mayor "batacazo".

En la película de "juegos de guerra", hay una frase al final de la película que dice el ordenador:

"curioso juego, para ganar no hay que jugar" (mas o menos).

¿la has visto?.

Salu2.

Nuria dijo...

No, no la he visto Luis ¿de quien es? ¿es aconsejable verla?

Curioso, hoy he estado a punto de coger una película en el videoclub. Hace bastante tiempo que no voy al cine...

seriecito dijo...

Nuria:

Si, creo que es intersante, a mí me gustó, la ví hace ya bastantes años en una película de video club.

Plantea la historia de un niño aventajado en informática que crea un juego simulando ls medidas y contramedidas entre EEUU y la entonces URSS, en caso de un posible ataque nuclear.

Buscaré mas datos y te los digo. el título si que es correcto.

Salu2:
Luis

tag dijo...

Luis,
Yo he visto esa peli unas cuantas veces, porque mis hijos la preferian a cualquier otra cuando eran más pequeños.
La teniamos grabada y el video era un "clasico" para ver a menudo.
El mayor es informatico, y creo que en esa pelicula empezó a querer dominar la informatica y los ordenadores.

Respecto a lo que comentas hoy, si
es fundamental el hacer conforme a lo que se dice, y el decir conforme a lo que se piensa.
En definitiva, coherencia y sinceridad.Son la base de una buena comunicación.

Besos

Maria Giacobone Carballo dijo...

Es curioso que pese a llevar miles de generaciones comunicándonos los seres humanos no fluimos en este arte. Mucha gente, cuando se entera que la comunicación no verbal es una vía de comunicación, toma conciencia de sí misma.
A mi gusta observar la expresion facial en la comunicacion, la expresión facial es la expresión de emociones, y intensidad de las mismas. Hay expresiones faciales que se llaman ‘micromomentáneas’. su duración es de una fracción de segundo y suelen reflejar los verdaderos sentimientos de una persona. Por ejemplo, una persona puede estar diciendo que está encantada de ver a alguien y quizá incluso sonría, pero su verdadera actitud se reflejará en una expresión micromomentánea.

La mirada tambien es importante en la comunicacion -La frecuencia con la que miramos al otro es un indicador de interés, agrado o sinceridad. La evitación de la mirada o el mirar a los otros sólo fugaz y ocasionalmente impide recibir retroalimentación, y reduce la credibilidad...

Me resulta muy interesante tu blog
recibe un cariñoso saludo desde
mi nuevo rincon...
recuerdodevenus.blogspot.com

Beso,
Maria

seriecito dijo...

Tere:

A mi gustó mucho la película, la he visto varias veces.

Pienso como tú, la coherencia entre lo que uno hace y dice, es fundamental para cimentar relaciones duraderas y sólidas.

Salu2:

seriecito dijo...

María:

Los gestos son importantísimos, manifiestan parte de nuetra emociones y ayudan mucho a transmitir nuestros verdaderos sentimentos. Incluidas las manos y la posición de nuestro cuerpo.

No conocía el término de las expresiones "micromomentáneas", pero me gusta, creo que efectivamente es la base para corroborar o no si la palabra va acorde con lo que verdaderamente se siente.

La expresión de la cara y los ojos, mienten pocas veces. Ayudan mucho cuando queremos trasmitir determinados mensajes.

Muchas gracias por tu visita, la corresponderé.

tag dijo...

Al hilo de lo que dice Maria, siempre hay que hacer caso a la expresión corporal, a las expresiones faciales "micromomentaneas" (yo tampoco conocia ese termino), pero son mucho más elocuentes que las expresiones verbales.

Me suelo fijar mucho en las miradas, que tambien son muy reveladoras.

Me apunto ese termino, Maria.

Cuanto aprendemos en tu blog, Luis

Besossss

Nuria dijo...

La primera vez que yo descubrí el estudio del lenguaje noverbal fue en mi época universitaria a través de un estupendo profesor que nos recomendó leer "La comunicación no verbal" de Flora Davis, os lo recomiendo.

Después por supuesto sehan escrito muchas más cosas interesantes, pero aquel libro aún lo conservo releído y releído.

Un abrazo, me están gustando mucho estos diálogos Luis gracias a tu post.

Pd: Me voy a votar

Karla dijo...

coherencia...palabra no tan fácil de pronuniciar y mas difícil de encontrar como característica personal...pero clave para la interdependencia...

seriecito dijo...

Tere:

La mirada, para mí, es indispensable, miro a los ojos cuando me hablan y cuando hablo y acompaño mi palabra con gestos, para acentuar lo que digo.

No me gusta estar hablando con alguien y que me "hurte" sus ojos, me siento poco conectado.

Creo que sí, los gestos son muy importantes.

Gracias Tere, pero compartir es una de las acciones mas gratificantes que hay. Sea cual sea el vehículo que lo propicia.

Salu2:

seriecito dijo...

Nuria:

La comunicación no verbal, tiene un gran interés, de hecho conocer sus fundamentos puede ayudarnos mucho en nestras interrelaciones.

No conozco el libro que citas, ¿puedes decirme la Editorial?.

Salu2:

Luis

seriecito dijo...

Karla:

Absolutamente de acuerdo. La coherencia es muy difícil de tener y encontrar, pero es clave para consolidar nuestras relaciones.

si uno es coherente, aunque sea discrepante, las cosas irán bien.

Salu2:

Nuria dijo...

Puedes encontrarlo en Alianza Editorial, Luis.

Carol dijo...

Cuando nos relacionamos corremos el riesgo de decepcionar o que nos decepcionen, todo depende de la imagen real o irreal que nos hagamos de la otra persona, pero debemos tener en cuenta que todos somos humanos y que podemos cometer errores, prometer algo en lo que estamos dispuestos a cumplir y por distintas circunstancias no poder llevarlo a cabo, pero esto solo sería en momentos puntuales porque la línea general de actuación tiene que ser acorde con lo que decimos y hacemos así se puede comprender que alguna vez esto no suceda así.

Me gusta mirar a los ojos cuando hablo con alguien y si no lo hace así es que no me fío nada de esa persona.

En las conversaciones telefónicas en las que los gestos no son visibles, los silencios o las pausas largas, el dinamismo de la conversación también nos dicen mucho de la otra persona, es algo curioso en lo que siempre me fijo, el tono de voz, si es firme, apagado…

Saludos Seriecito, perdona que llegue tarde.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...