sábado, 2 de mayo de 2009

Manual de instrucciones



Cuando nacemos, deberían de habernos dejado en los pies de la cuna, un manual de instrucciones de uso de la vida. Porque de todas las cosas que hacemos, lo que peor llevamos es "saber vivir"; si ya se, ya se... "bueno es que lo que a mí me pasa...."; creemos que nuestras dificultades son insuperables y que somos los únicos, que tenemos problemas y mas aún, sin solución probable.

Una "buena vida" no es un hecho, es una interpretación. Si nos empeñamos en "ver" solo lo negativo, nuestra vida será el fiel reflejo de lo que programamos. Ver cosas positivas en lo que nos acontece, no es ser un inconsciente; muy al contrario, ser inconsciente es empeñarnos día a día, en cargarnos de complicaciones e imponderables. Tejer una tupida trama de tribulaciones a nuestro alrededor, es crear nuestra propia infranqueable frontera y robustecerla con argumentos imaginarios, es aislarnos de modo impropio.

La vida son los Cursos de Doctorado en "superar dificultades", la Tesis Doctoral es el relato ordenado de como lo hemos conseguido; quienes se matriculan en los cursos, es decir, quienes se comprometen, pero nunca terminan haciendo su Tesis, son híbridos atormentados por su carencia de voluntad suficiente para "empujar". En este caso no se admiten enmiendas ni excusas.

El paso por la escuela y peor aún por la Universidad, es el tiempo de vivir alejado del mundo real. Los propios docentes son personas acomodadas en un entorno cerrado, poco flexibles en su concepciones y con criterios de evaluación de la realidad circundante absolutamente distorsionados. Imparten como si todo en este mundo, fuera un "campus" y no se dan cuenta que hay algo mas allá de este entorno elitista. Ese tránsito con la estructura que tiene, nos aleja, más que nos acerca, al mundo "normal".

Con este aprendizaje, tan sesgado, así nos va, a fuerza de tener respuesta para todo, perdemos la imaginación de la pregunta sencilla y como no tenemos a mano manuales de consulta y hemos de resolver, sin que nadie nos lleve de la mano, es decir, exentos de responsabilidad; preferimos el lamento y la pasividad a la acción. Superar dificultades... eso si que es aprender.

Al fin y al cabo, como dice Kathleen Norris "la vida es mucho mas sencilla de lo que la gente cree: sólo hay que aceptar lo imposible, pasarla sin lo indispensable y aguantar lo intolerable".

A por ello... mañana es demasiado tarde, sin subir al tranvía, no se viaja.


Foto cedida por Nuria: http://nuria-vagalume.blospot.com

28 comentarios:

Nuria dijo...

La visión que tenemos de nuestra vida siempre es subjetiva, es difícil llevar a cabo el ejercicio de intentar verla a distancia, cuando transcurre el tiempo, aunque es un ejercicio muy sanno porque nos ayuda a crecer, avanzar y no repetir errores.

La vida, es un continuo aprendizaje, lleno de satisfacciones y tropiezos, de caídas e incorporaciones. Porque eso es lo importante, levantarse y seguir, porque esas experiencias son las que construirán lo que vayamos siendo en cada etapa.

Recuerdo con especial cariño mi época de universidad. Creo que el haber estado muy lejos de mi casa, y sola me ayudó mucho a madurar interiormente. No voy a decir que fue una época fácil, pero ahora que miro atrás, estooy convencida de que fue un momento importante en mi vida.

Creo notar una cierta crítica hacia el ambiente docente en la universidad ¿no, Luis?
Ciertamente me gustaría conocer tu parecer al respecto, si te apetece.

Si pudiésemos conservar algo de esa primera etapa de nuestras vidas, sin duda una cosa sería la capacidad para sorprendernos, la curiosidad sencilla e innata, que perdemos a medida que la vida nos golpea.

Hoy tengo ganas de escribir, ya ves...

Un salu3

PD. No conozco las materias que impartes, pero a veces pienso que me gustaría mucho asistir a alguna de tus clases.
Llámalo curiosidad, es algo que intento no perder.

tag dijo...

Si, yo tambien he notado una cierta ironia critica sobre el mundo docente universitario.
Me ha hecho gracia, porque mi profe de Cineforum, tambien hace de vez en cuando algunas alusiones.
Debe ser algo general en ese mundillo.
Dijo una frase que por lo visto es vox populi, pero yo desconocía, dijo " “Las universidades son lugares donde las piedras se pulen y los diamantes se empañan..."
insinuando que hay envidias, rencillas, y politiqueo,tambien en ese ambito que creemos inmune a esas quinas vulgares,y donde no siempre se valora a quien lo merece sino a quien conviene.

Tu sabras mejor si tiene razón, o solo estaba quemado por algo ese dia.
La verdad es que por mucho que uno se esfuerce en superar dificultades,y en ver la parte positiva de las cosas, si hay alguien ahí chinchandote, poniendote la zancadilla e impidiendote alcanzar tus objetivos, es como para bajarse del tranvia en la proxima parada.
¿no?
Un beso

Nuria dijo...

Imagino que lo que dice Tere es cierto, yo también lo había oído. El mundo universitario olvida su principal objetivo que es formar, para dejarse llevar por los intereses y ambiciones como los políticos.

Intento hacer memoria y sólo recuerdo a uno de mis profesores como paradigma de enseñante que disfrutaba plenamente con su labor.

Era un hombre muy dialogante y accesible, hacía que te interesases por la asignatura, quizás porque era capaz de transmitirte su pasión por lo que nos estaba enseñando...

Luna dijo...

No hace mucho en el blog de Ricardo, yo decía, que mucha gente de tiene estudios universitarios, doctorados, y, esto lo añado ahora, trabajan en la universidad, tienen respecto al resto de los mortales, una actitud de como si vivieran "en el piso de arriba".

Sin ir más lejos, antes de anoche estuve en una conferencia que daba un Catedrático de Filologia Griega de aqui de la Universidad Privada.

Fui invitada y tuve que ir, aclaro.
Su disertación era: Introducción a Homero el Ciego.
No os podéis imaginar.
Este vivia en el ático.
Y sí, en su campo y hablando de Homero, seria un lince (yo me aburri muchisimo).
Lugo de terminada la conferencia, vinieron las presentaciones y una cena.
Bueno, pues la actitud era de excátedra...
Y a lo mejor él no cayó en la cuenta, que en su campo era muy sabio, no lo dudo, pero que allí en aquella conferencia, y luego en la cena, había gente que en otros campos eran tan sabios y competentes como él.
A mi me dió igual, haber si me entendéis. Su actitud simplemente me causó risa, pues pensé que sería muy teórico, pero como instruido en la vida, en las relaciones humanas y sociales, bastante cateto.
Pero yo si conocia a mucha gente de la que habia alli, y me dió penita su actutud tan ignorante.
Del manual de la vida, desde luego, habrá leído como mucho, la introducción.
Y, en algunas profesiones liberales esta conducta es bastante frecuente.
Estáis de acuerdo conmigo?
Es como antes, que al médico había que hablarle obligatoriamente de usted, y él, hablaba a todos de tú.
Creo que un diploma en la pared, no implica necesariamente sabiduria, sino teoria.
Un beso

Luna dijo...

Perdón, me he centrado en una cosa anecdótica, quizás porque me llamó mucho la atención y por la cercania en el tiempo.
La frase .
..UNA BUENA VIDA NO ES UN HECHO, ES UNA INTERPRETACIÓN....
Lo he estado pensado... Es verdad.
Casi toda nuestra vida, depende de nuestra interpretación.
A una persona negativa, ya le pueden llover gotas de oro todos los dias, que es igual, o bien pican o son muy grandes y hacen daño.
Si es invierno y hace frio, se quejan. Si es verano y hace calor, también.
Si llueve, si no llueve, si está nublado...dá igual.
Son los que suelo llamar sufridores profesionales, parece que todo lo negativo que ,es un meritaje. Más que nadie...malo...
Como si el hecho de no explicitar problemas, enfermedades, contratiempos etc. etc. fuera un demérito.
Su vida es muy fácil, ba! que interés tiene eso.
A lo largo de mi vida me he tropezado con muchisima gente asi, por desgracia para ellos.
Yo también caí en la trampa un tiempo, pero reaccioné y decidí ser optimista.
Que las cosas importantes en mi vida fueran las buenas, que por cierto son muchas. Las malas, pues procuro que sean pocas, cortas y les doy la mínima importancia.
Fué una buena decisión.
No me arrepiento.

tag dijo...

Pues si Luna, eso ocurría antes cuando era una minoría afortunada la que podia permitirse ir a la Universidad y cursar una carrera.
Y sigue ocurriendo ahora que todo el mundo (o la mayoria,mejor dicho)pueden acceder a estudios superiores.
La pena es que luego te encuentras licenciados en cualquier especialidad, y se creen superiores a la gente con la que tratan, sin darse cuenta de que aunque teoricamente sepan mucho, en la practica y sobretodo humanamente estan todavia en primaria.
El colectivo donde más me enerva esta actitud, es con los medicos.
Hay mucho soberbio, fatuo y arrogante por ahí suelto.
Y algunos tienen tan poco tacto, ni sensibilidad para decir las cosas que ralla en la groseria y en la mala educación.
¿para eso tantos años de carrera?
Para ellos será lo normal, pero cuando tu llegas con un hijo, o un padre o alguien querido y te tienen que dar una mala noticia que seguramente va a suponer un cambio radical en tu vida, no pueden ser tan bestias, deberían de ser más humanos.
Por no hablar de cuando se equivocan en sus diagnosticos, y alguien que no ha estudiado, pero tiene años y experiencia, da en el clavo a la primera.
Seria larguisimo el tema
Luis, ¿has visto que falta nos hacia que volvieras?
En tu blog hablamos más.
Un beso a todos los contertulios

Nuria dijo...

Extiendo esa apreciación que haceis a otro colectivo muy manido: los abogados.

No debería ser así, pero las personas que se creen muy preparadas (al menos teóricamente), a menudo olvidan prepararse humanamente.

Puedes ser un sabio en cualquier materia, el más experto, pero si no sabes comportarte como una persona, si no sabes transmitir tus conocimientos y compartirlos, eres el más ignorante. Sinceramente.

Luna dijo...

Bueno, en realidad, yo creo que a estas alturas, como dice Tere, hoy dia ir a la Universidad ya no es señal de elitismo.
Es una opicón de elección de profesión o de un título que te abra las puertas a un puesto de trabajo, que a lo mejor no tiene nada que ver con los estudios realizados.
Antes, implicaban ser hijos de una familia de más poder adquisitivo, y por lo tanto tenian una educación superior a la media de chic@s que se dedicaban a trabajos manuales. Si la familia además tenia que hacer un sacrificio para esos estudios, que tenían una salida de trabajo prácticamente segura, pues si, eran una minoria privilegiada.
Pero hoy dia en las Universidades se enseña, que no quiere decir siempre que se aprenda, una carrera concreta y cada vez más especializada.
Ahí no va implícita la educación, los buenos modales, los buenos principios, los valores morales, etc. etc.
Todo eso se aprende en casa y sino, se aprenden por interés propio, porque se quiere crecer como persona, como ser humano, que es al podium más importante al que puede llegar una persona, independientemente de sus conocimientos adquiridos en una u otra universidad.
Una persona puede tener muchos conocimientos, pero muy poca educación y valores. No vá implícito-
Un besito a todos
.

Ricardo Musso dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ricardo Musso dijo...

Hola Luis y amigos!!!


Brillante la entrada Luis y brillantes los comentarios!
Bha…, que con tanta brillantez…, casi nada veo!

El basamento de las Terapias Cognitivistas es una frase de un filósofo del siglo V - DC, de nombre Epicteto y que rezaba algo así como: “No es la realidad lo que nos afecta, sino la interpretación que hacemos de ella” .

Esto no significa que hay situaciones de la Realidad que, realmente (valga la redundancia) son penosas de ver.
Lo que creo que está en tu planteo Luís es la “sobredimensión” que a veces le damos a los problemas y eso es juntamente lo que debemos intentar, por propia iniciativa o con ayuda profesional: “darle a los problemas la dimensión que se merece”.

Para ello, a mi gusto, bien cave echar una mirada a nuestro alrededor y preguntarnos ¿de qué nos estamos quejando?. Es decir, el viejo dicho: “mal de muchos, consuelo de tontos” no es un refrán para doblegarnos a cualquier situación del entono y marchar por la vida como “corderos”.
Ya sea para los problemas propios, como para los ajenos, valorarlos, evaluarlos y de ser posible, solucionarlos, sin creer que es LO POR QUE NOS PUEDE ESTAR SUCEDIENDO EN LA VIDA!.

Otro tanto supongo que sucede con los doctos de alguna especialidad, que pasan la REALIDAD en su totalidad por ese cedazo, y están convencido que, más allá de lo que saben y entienden, esta “la nada”.

Un abrazo.
Rik

impersonem dijo...

Kathleen Norris tenía, al parecer, un humor exquisito, inteligente y muy muy muy sarcástico...pero su frase está construida sobre la más absoluta subjetividad... pues ¿qué es lo imposible? ¿qué es lo indispensable? y ¿qué es lo intolerable?... a falta de un consenso incontestable al respecto, las bases de su "filosofía de vida" integradas en esa cita se van al garete.

Con lo anterior quiero decir que cada uno tenemos nuestra visión de las cosas, nuestros recursos, nuestros convencimientos, nuestras habilidades y un punto de partida muy diferente... ¿qué manual podrían dejarnos al nacer que fuera efectivo?... a no ser que estemos predestinados desde el nacimiento hasta la muerte NINGUNO.

Una "buena vida" o una "mala vida" puede ser una interpretación, pero dentro de la definición consensuada por todos de lo que es una y otra nos acercaremos bastante en las conclusiones sobre los motivos (y en ellas los puntos de partida socioeconómicos tienen su relevancia).

En el regreso a Ítaca lo que importa es el camino, las experiencias, el principio de causalidad (acción-reacción-acción) nos hace aprender si queremos sobrevivir, pero hay caminos más duros que otros y hay pruebas más duras que otras, y hay quienes lo tienen todo más fácil (podría poner ejemplos hasta con nombres y apellidos, pero creo que no hará falta) y hay quienes lo tienen muy complicado, y no es una cuestión de pensamiento positivo o negativo, es esta puñetera vida con todas las vicisitudes que conlleva... ser positivo es fácil cuando todo está de cara, pero cuando vamos de culo, cuesta abajo y sin frenos, es mucho más difícil ser positivo...y no creo que uno elija o propicie lo malo con su pensamiento tan fácilmente... es evidente, a poco observar, que la vida está construida a la medida del frac y del disfraz...y todos sabemos quién la ha construido así. ¡Joder, Luis, que el sistema que rige esta puñetera vida no es tan perfecto como para que la buena vida o la mala vida dependa de nuestros pensamientos e interpretaciones!

Pero repito Luis, no me hagas mucho caso, estoy con un bajón de ánimo bastante pronunciado... y fíjate...parte de las causas que lo motivan es mi incapacidad para comprender el sospechoso sistema que rige esta puñetera (tenía pensado poner otra palabra, pero por respeto utilizaré eufemismos) vida.

Saludos.

PD. Y no sé si es casualidad o el programa este de los blog es capaz de pronunciarse sobre mi persona por lo que he escrito que las letras que me han salido para verificar construyen la palabra "tonto"... en fín, en pro de una "buena vida" aguantaremos lo "intolerable".

Ricardo Musso dijo...

Impersonem

Coincido en que hay hechos de la realidad que incontrovertiblemente fueron, son y serán dolorosos, o gloriosos, sino para todos, por lo menos para una gran parte de la humanidad.

Ahora, es indiscutible también que ante un mismo fenómeno de la realidad, si uno observa desde un lugar neutral, vera que habrá unos que lloran, otros que ríen y otros a los cuales ese hecho les es indiferente.

¿A que le atribuirías vos esas distintas reacciones?

Un abrazo.
Rik

impersonem dijo...

Ricardo, hola, la respuesta a tu pregunta "desde mi humilde punto de vista" (ahora ando pillado de tiempo, la ampliaré más adelante, pero no quería aparecer descortesmente incactivo o callado en la contestación a la pregunta que me haces) es simple: "Es una cuestión de Biografía" (decía León Felipe: "La poesía se apoya en la biografía y de la leche agria se hace el requesón", creo que lo que vale para la poesía vale para la vida, tal vez dentro de un "patrón inductivo" de la propia naturaleza para enseñarnos).

En el segundo párrafo de mi comentario resumo mi visión del asunto, pero en esas ideas hay implícitas cuestiones profundas que parten de la preparación de los sujetos ante el "objeto de análisis", en la que inciden de forma determinante la Educación y creencias personales, teniendo que ver, también, con los recursos y las expectativas (aquí entrarían otros conceptos a desarrollar como es el allanamiento a determinadas cosas por falta de recursos o expectativas, la rebeldía, con todos sus matices, ante ciertos hechos, y el índice de frustración o éxito en acciones precedentes, incluso el concepto de alienación también cabría aquí en base a causas y concausas de necesario análisis)y sin olvidarnos de las circunstancias ("yo soy yo y mis circunstancias" que decía Ortega y Gaset) puntuales de cada momento que determinarán de manera relevante las acciones y reacciones ante las diferentes vicisitudes de la vida en este transitar humano.

No sé Ricardo, yo soy un humilde observador con una humilde biografía, y tal vez mi visión de las cosas sea un tanto personal, pero te aseguro que estoy en el camino de regreso después de haber constatado que hay fuerzas ajenas a nuestra voluntad que mueven los hilos de todo lo visible (creo que hay un "conductismo" oculto, subliminal, que determina muchos comportamientos).

Ricardo, tal vez me he hecho un lío al explicarlo, pero yo en mi cabeza lo tengo muy claro.

Abrazos.

seriecito dijo...

Nuria:
la subjetividad es muy difícil de evitar. No repetir errores es mayoritariamente cuestión de memoria.

Estoy de acuerdo contigo, lo relevante es seguir. Ese tiempo de universidad, teniendo que resolver por ti misma, es indiscutible que curte.

Mi posición no es crítica hacia el ambiente docente, como en todas las profesiones hay buenos y malos profesionales.
Mi posición es crítica con una estructura, que para un profesor lo que contará en su curriculum "promocional", son los trabajos publicados y las investigaciones realizadas, en ningún caso su actividad docente y creo que eso no es bueno, la muestra está la alcance de la mano.

Y sí el ambiente universitario, es un mundo dentro del mundo, al margen de la sociedad. Sus costumbes no son habituales. Es un retazo,no se si te aclaro o teconfundo. Dime.

Me alegro que hayas tenido ganas de escribir, sabes poner muy bien puntos sobre las "ies" y eso tiene gran valor. Estirate siempre que puedas y quieras. Aquí no hay limitación.

Salu2:
Luis.

seriecito dijo...

Nuria:

Estas lejos, pero puedes venir cuando puedas (utopía). Date prisa porque solo queda este mes, para acabar el curso.

Imparto Control de Gestión de cuarto de Administración y Dirección de empresas y Costes II de segundo de empresariales.

Salu2:
Luis

seriecito dijo...

Tere:

Tu amigo puede que tenga mucha razón.

He trabajado mayoritariamente en la empresa. Trabajé en la Universidad al terminar la carrera y desde hace 12 años que estoy de nuevo en ella.

Las envidias, rencores, zancadillas, malas pasadas, politiqueo, etc., etc., que hay en los departamentos de la Universidad no es comparable a nada conocido por mí. El egoísmo es total y absoluto. Lastima, todo el mundo despreciamos el bien que tenemos...es una constante.

El sistema lo provoca, todos compiten por lo mismo y no hay para todos. Cátedras salen las que salen y hay que estar atentos y lo peor, que te dejen estar.

Si lo de bajarse en la próxima parada es una buena metáfora, pero por encima de todo, para poer bajar hay que subir primero. en mi entrada incito a quienes están siempre esperando y no suben nunca.

Salu2:

seriecito dijo...

Nuria:

¿quién era? ¿qué daba?.
curiosidad que puede no ser satisfecha.

De esos hay pocos muy pocos, fíjate que tu solo recuerdas uno, ¿cuántos profesores has tenido?. Sorprendente.

Salu2:
Luis.

seriecito dijo...

Luna:

La soberbia es mala compañera, pero se prodiga mas de lo deseable.

Uno no puede ser experto en todo y saber mucho de algo no da ventaja en la salida. Para comer todos tenemos una boca.

Sólo quienes no saben, aprentan...

Salu2:

seriecito dijo...

Luna:

Creo que lo he escrito, librémonos de agoreros, pusilánimes y cortoplacistas.

Ese camino es un vereda que no se sabe a donde conduce, pero arrastra.

Salu2:

seriecito dijo...

Tere:

Aún hoy asisitr a la Universidad es un privilegio no debidamente identificado, poco apreciado por la mayoría de quienes lo detentan.

La humanidad yo creo ue no es cuestión de profesión, hay quien sea lo que sea la tiene y hay quien ni la tiene ni la tendrá.

La educaión de base es muy importante en este aspecto.

Tere pues me alegro de que hables más, porque para mí lo que tu dices tiene interés, con esa fina intuición para buscar puntos de vista de segunda derivada.

Salu2:

seriecito dijo...

Nuria:

No nos enseñan a compartir, muy al contrario, el mensaje es competir y eso trae lo que trae y cada día mas, porque el campo de oprotunidades es más estrecho.

Salu2:

Luis.

seriecito dijo...

Luna:

La Universidad no educa, asume que uno ya llega educado, no es su trabajo, ese trabajo es anterior.

Pero tampoco debe de ser confiada la eduación a colegios e institutos, los padres deben tener mucho que decir y hacer. Pero ¿cuánto tiempo están los jóvenes-niños en casa y cuánto fuera?. Se enteran los padres de por donde va la película...

Efectivamente, enseñar no es sinónimo de aprender. Pero el acceso a la Universidad sigue siendo un privilegio, solo el 2% lo alcanza.

Salu2:

seriecito dijo...

Rik:

Bienvenido en nombre de todos.

Estoy de acuerdo con Epicteto. Erectivamente hablo de la sobredimensión.

Tu sabes por experiencia, mejor qu nadie de nosotros, que dar la verdadera dimensión a los problemas es muy difícil.

Además estamos predipuestos para transmitir noticias malas con gran vehemencia y hacer poca incidencia en las buenas, con lo cual nos predestinamos a engrandecer las cosas malas y empequeñecer las agradables.

Lamentarse con frecuencia es no tener capacidad para contemplar nuestro entorno, si lo hacemos, nos producirá cierta vergüenza nuestras tribulaciones.

Creer que uno lo sable todo, es ser un ignorante supino.

Gracias Rik.

Salu2:

seriecito dijo...

Impersonem:

Tienes razón yo creo que interpreta lo subjtivo con gran subjetividad y sarcasmo.

En el mundo en que vivimos, casi nada escapa a puntos de vista socieconómicos. Sin lugar a duda son relevantes.

Efecivamente sería absurdo que la buena o mala vida dependiera sólo de los pensamientos o las interpretaciones. Pero la predisposicón interpretativa de los sucesos, los concidiciona mucho, independientemente de la inducción de la que dependan.

Y en esto si que creo, hay diferencias. Como quien deja al primer fracaso. Hhay quien insite y acaba teniendo un gran éxito. Pero efectivamente, también hay muchos que insisten e insisten y fracasan y fracasan. Sin duda.

Pero no es menos cierto que quien no insiste, predetermina que fracasará y lo deja. Nunca sabrá si lo hubeira conseguido o no.

Tampoco me refiero exclusivamente a las grandes decisiones, hablo del día a día y en ete terreno también hay diferencias según la postura que se adopte.

Se te nota tenso, sí. Pero cada uno creo, que debe expresarse de la forma que estime conveniente, sin faltar al respeto a los demás y que yo sepa, así lo haces tú.

Comprender los mecanismos que rigen nuesrtras vidas, creo que es francamente complicado, pero asumirlos y tratar de mejorarlos en las pequeñas cosas, no. Es cuestión de empeño y planteamiento.

Esta actitud no cambiará lo sucedido y mucho menos si lo sucedido es muy traumático. Pero una actitud, proactiva y positiva, lo que es seguro, que no empeorará nuestra posición. Pero una posición estática y negativa sí.

Comprartir ya es un buen comienzo.
Poco a poco...

Salu2:

seriecito dijo...

Rik:

Buena precisión.

Salu2:

seriecito dijo...

Impersonem:

Algo de conductismo hay, sin duda, ero crece tanto como le permitimos, si lo dejamos, todo es condiuctismo y tan enorme que es imposible eludirlo.

Salu2:

estoy_viva dijo...

Pues imaginate que encima nazcas con una discapacidad donde si no es la familia es esta sociedad que no saben que estos niños deben ser tratados de igual forma, que nos se sientan diferentes ni tratados en muchos casos con pena, desprecio, etc.
Con cariño
Mari

seriecito dijo...

Mari:

Creo como tu que la sociedad no lleva bien las discapacidades, hace cosas aparenes para tranquilizar la consiencia, pero no hace un enfoque en profundidad.

Tienes toda la razón:

Salu2:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...