viernes, 15 de mayo de 2009

Desear




Estamos mucho más avezados para anhelar, que para disfrutar. Nuestros deseos de poseer bienes o cosas, son casi ilimitados; nada mas satisfacer el último de nuestros "caprichos", ya buscamos la lista de los que tenemos pendientes, para activarlos. Ni siquiera somos capaces de serenarnos y disfrutar con lo conseguido recientemente, siempre nos puede más lo que nos falta.

Pero lo peor es que la mayoría de nuestros deseos no son tal, son lo que otros quieren que deseemos. Sí, otros: la sociedad, la publicidad, la radio, la tv, la familia, los amigos, etc.; insisten con una persistencia tan elocuente, que ni siquiera podemos imaginar las "necesidades irrefrenables" que nos crearán mañana. Lo malo es que, este foco tan intenso sobre lo que no tenemos, nos hace desviar la mirada de lo mucho que tenemos y nos transmite insatisfacción.

Querer una cosa, no implica indefectiblemente necesitarla; cada vez más, nuestras verdaderas necesidades son menores y por contra nuestros anhelos mayores. Es un juego extraño, progresamos para elevar el listón de lo que nos falta y acrecentar más el desasosiego. Sería muy reconfortante, hacer la lista de lo que nos gustaría tener y dejarla reposar, transcurridos unos días volver a leerla e identificar pensando unos minutos, de cuantas de estas cosas podemos liberarnos sin que afecte seriamente a nuestra vida real. Seguramente tendríamos sorpresas.

Para ser felices, de verdad, no de "escaparate"; no es necesario, poseer y poseer, es mucho más gratificante desviar nuestra fijación hacia lo conseguido. Apreciar lo que uno tiene, es la antesala, para conseguir lo que queremos. La esencia de la felicidad, no está en conseguir lo que creemos que nos falta; muy al contrario, está principalmente, en la satisfación que debe producirnos lo mucho que hemos logrado. Desear y desear, es sin duda, evidenciar una gran inestabilidad emocional y seguramente nos transmitirá la sensación mental de no tener nada.

Otro ejercicio sorprendente y útil sería, al final de cada día anotar en una agenda, tres cosas de las que tenemos, que nos han producido satisfacción a lo largo de la semana. Quedaremos sorprendidos de lo "ricos" que somos, cuando después de un tiempo lo releamos. No hay nada más gratificante que apreciar las pequeñas cosas cotidianas, así como potenciar las relaciones sencillas y exentas de interés.

Es indudable, que no es intrínsecamente nocivo, esperar y desear cosas o acontecimientos, se progresa por esta sensación, pero siempre que éstos sean relevantes y no "naderías y caprichos" impuestos por los usos sociales, para aparentar "estatus" o evidenciar falsas y vacías apariencias.

Estar agradecido y satisfecho con lo que tenemos, produce una posición placentera y minimiza lo que creemos que nos falta. Definir nuestras necesidades, en función de los mensajes percibidos de forma explícita o subliminal de los que nos rodean, es aceptar que las normas sociales sean mas relevantes que las nuestras.





22 comentarios:

Eva. dijo...

Que sabio eres y que razon tienes Luis.
Cuando yo tenia 22 años un dia en la peluqueria en la que me ganaba unas pesetas se comentaba la detencion de un narco del pueblo y salio el tema del "tener", yo que nunca fui avariciosa comente:
_A mi conque no me falte un pantalon para taparme,un plato de comida y sobre todo tranquilidad en mi vida, ya me conformo.....
UNa señora muy mayor, de estas que todavía llevan el pañuelo negro y madil me dijo:
_ Y que más quieres, si lo pides todo para ser feliz, te lo digo yo, que de vivir sé.
Se me quedo gravado para siempre y lo cuento muchas veces.
No tengo mucho, pero soy feliz.

Un bico
EVA.
P.D.(perdon por el rollo)

Ricardo Musso dijo...

Hola Luís

Excelentes reflexiones y técnicas que propones para poner un “freno” a la compulsión de “tener”, y “tener”, y desear “tener” más y más!.
Un listado de necesidades, para luego revisarlo y priorizar las realmente necesarias, como así también apuntar lo logrado es un buen consejo para lograr ese “stop”!.

Tu entrada me rememora una frase, que no recuerdo de quién es, pero dice algo así como: “es más atractivo el viaje, que la llegada”.
Y esa “insatisfacción” que a veces nos deja un logro, para despertar inmediatamente un nuevo anhelo, me impresiona se relaciona con esta metafórica frase.

También recuerdo unos conceptos de un psicólogo francés de nombre J. Lacan, que aunque no es un autor que sigo para mis prácticas profesionales, una vez leí que escribió sobre que esa permanente búsqueda del hombre por algo que le de más satisfacción, esta relacionada a la búsqueda del estado que mayor gozo le produjo en su vida, y que a modo de recuerdo inscripto en los neurotransmisores, no es conciente de ello, y ese lugar fue, el útero materno, durante la gestación.

Muy buen artículo, como siempre!

Un abrazo.
Rik

Luna dijo...

Doy fé, y entono el "mea culpa".
El hecho de llevar las tarjetas de crédito, nos ayudan a satisfacer la pulsión de comprar.
Como dice Rik, una vez lo has comprado, llegas a casa lo dejas, o lo cuelgas en el armario...ya está.

Seguramente si hiciéramos lo que dices, anotarlo y pensarlo, no haríamos la mitad de compras que hacemos.

Además nos privamos de la "ilusión" de adquirir algo.
Hagamos que el viaje sea tan agradable o más que la llegada.
Un besito

seriecito dijo...

Eva:

Perdón ¿por qué? Eva, si has dicho lo que piensas, mejor que mejor. al contrario, gracias por compartir.

Estoy de acuerdo contigo, estar satisfecho con lo que uno tiene, es como tener de todo y mucho.

Lástima que la sociedad solo nos eduque a ser felices poseyendo, más y más. Cosa que indirectamente inculcamos a los mas pequeños.

Buen equilibrio Eva. Enhorabuena.

Salu2:

Ricardo dijo...

Efectivamente Luis. Tenemos tanto y tan cerca, y aún así no nos damos cuenta. Necesitamos que la vida nos dé algún varapalo para darnos cuenta y valorarlo en su justa medida.
Es un placer leer tus publicaciones.
Siempre adelante.
Un saludo

Nuria dijo...

"La felicidad no es hacer lo que uno quiere sino querer lo que uno hace"
Jean Paul Sartre

A veces estamos tan obsesionados por alcanzar la meta, que pasamos por alto la satisfacción de los pequeños logros en el camino.

Salu3

Viv. dijo...

Enajenados, distraídos de nosotros mismos, siempre buscando; en vano buscándonos en aquello que hacemos exteriormente o adquirimos.
Un gustazo leerte, saludos.

Carol dijo...

Hay que intentar ser feliz con lo que se tiene,en mi caso no me puedo quejar, siempre habrá cosas que no llegaremos a tener pero no importa, lo que tengo lo quiero y sobre todo no quiero perderlo.

Algo que me da mucha pena que se rompan son esos zapatos tan cómodos que al final son los que nos ponemos más que otros y que luego nos arrepentimos de no haber comprado dos pares.

Seriecito sé que no te gustan los premios pero si quisieras aceptar el Premio Blog Amigo que tienes en mi blog, me harías muy feliz porque como le digo a Nuria vosotros que sois mis primeros amigos de blog, sois los que más os lo mereceis en mi corazón, junto con Luna y Alix.

Pero la decisión es tuya y la respeto.

Saludos afectuosos.

tag dijo...

Querido Luis,

Muy adecuado el titulo de tu post, porque precisamente vengo a desearte Muchas Felicidades en el dia de tu cumple (que he leido por ahi que es hoy) y en todos los dias de tu vida, que te quedan todavía por cumplir.

Cuando era pequeña, siempre ojeaba una revista que estaba suscrito mi padre, el Reader Digest, y al final de cada articulo, tenia frases cortitas, con significado, que era lo que mas me gustaba.

Una decía " No es más feliz el que más tiene, sino el que menos desea"

Sería un buen resumen de tu post.

Hay que tener deseos, que nos motiven a avanzar, a tener bienestar en todos los ambitos, pero hay que rechazar los caprichos y las necesidades que nos crea esta sociedad consumista en la que vivimos, que aun no los has terminado de pagar, y ya no te hacen ningun bien ni ninguna
ilusión.

Para ser feliz no son necesarios grandes lujos, basta con estar en paz contigo mismo y con los que quieres.
Y que ellos de vez en cuando, te demuestren cuanto te quieren.

Con mucho cariño
Tere

alfredo dijo...

...En primer lugar Felicidades!!
me enteré por el mismo pajarito que Tere.

En segundo, me admira la coherencia y nitidez con la expones tus reflexiones, son como recibir mensajes de alguien que te aprecia de la forma mas desinteresada, regalándote y recordándote esas reglas de Urbanidad indispensables para Vivir y dejar Vivir.

Un abrazo

Carol dijo...

Seriecito, te deseo un feliz día de cumpleaños y que cumplas muchos con salud, rodeado de tus seres queridos y que nunca nos falte los buenos consejos que nos das, lo que nos haces pensar y llegar a conclusiones positivas que nos alegra el corazón.
Esas cualidades que siempre te acompañen en tu caminar por este mundo que te deseo sea muy largo y te hagas muy sabio, más de lo que ya eres, si es posible.

Hoy, te doy un abrazo afectuoso.

impersonem dijo...

Hay una frase por ahí que no sé de quién es que dice: "Todo el mundo aspira a la felicidad, pero nadie sabe en qué consiste". Asentados en ese desconocimiento tendemos a la acumulación de cosas por si ellas nos pueden dar la felicidad, miramos a los demás e idealizamos la felicidad en función del tener, pues a menudo se nos presenta el tener como la posibilidad de poder disfrutar más ampliamente de más cantidad de cosas...y en esa dinámica está el mundo...y yo no voy a tirar la primera piedra ni voy a señalar la paja en el ojo ajeno...nos "comen el coco" todos los días con la publicidad, algunas veces publicidad subliminal, y nosotros seguimos el dedo del hipnotizador...y cuando nos damos el tortazo por un consumismo excesivo pues entonces despertamos...y así vamos, de aquí para allá y viceversa. Tal vez estemos en ese transito que León Felipe describía así: "A ver si de tanto ir del coro al caño y del caño al coro, terminamos por decir: coño ¡pero si no sabemos dónde estamos!...y aún otro agudo pensador de esta vida, aunque atesoraba tantos vicios como buen humor, dijo: "Saliendo de la nada hemos alcanzado las más altas cimas de la miseria" (Groucho Marx).

No sé Luis, tienes razón en lo que has escrito en la entrada, tal vez el secreto de la felicidad no está en acaparar y acumular sino en desprenderse y vivir sencillamente...no lo sé.

¡Feliz cumpleaños! y felices sean los días que le siguen.

Saludos.

seriecito dijo...

RiK:

En valenciano dicen "de la festa la vespra", que traducido quiere decir "de la fiesta la víspera"

La insatisfacción es extraordinariamente nociva para nuestra felicidad y cuando es desmedida, puede producirnos serios "males".

Interesante lo del útero materno. No he leído nada de Lacan.

Salu2:

seriecito dijo...

Luna:

El viaje es difícil que sea igual que la llegada. En el viaje ha ilusión y expectativa, en la llegada puede haber también desilusión si las cosas no son como las esperábamos.

La tarjeta es una mala compañía.

Salu2:

seriecito dijo...

Ricardo:

Desde luego, cuando mas nos damos cuenta de lo que tenemos, es cuando nos falta algo de lo que no hacíamos ni caso.

Esa permanente tendencia al más y más es peligrosísima.

Gracias por tu comentario.

Salu2:

seriecito dijo...

Nuria:

Buena frase. Muy buena frase.

El camino bien recorrido, es en si mismo una meta.

Salu2:
Luis

seriecito dijo...

Viv:

Gracias por tu visita y tu comentario.

Salu2:

seriecito dijo...

Carol:

Quere lo que uno tiene es un gran logro. Conformarse con lo que uno tiene es la felicidad.

Los zapatos, es curioso, que cuanto mas viejos más comodos. Sobre todo para las mujeres.

Carol, el premio para mí es tu compañía, con tus visitas ya estoy bien recompensado. Y el que me otorgas, claro que lo acepto, pero interiormente, sin explicitarlo.

Tu distinción es un honor muy grande, lo recordaré siempre.

Seré tu amigo de blog hasta que tu quieras... me gusta lo que escribes y la sensibilidad que tienes, tan poco común, es un placer compartir contigo.

Muchas gracias por pensar en mí y por comentar.

Salu2:

seriecito dijo...

Tere:

Buena observadora. Gracias por tu felicitación y por tus deseos, que te hago partícipe.

Buena frase.

Efectivamente, lo importante es avanzar. Bueno algún capricho se puede uno conceder, el problema es cuando los caprichos no nos dejan vivir. Nos producen insatisfacción.

Estar en paz es lo mejor.

Los que están contigo siempre te quieren aunque no lo demuestren.

Salu2:

seriecito dijo...

Alfredo:

Gracias. Hay pajaritos que rayan en charlatanes (je,je,je)

Gracias también por tus comentarios, me agradan mucho, no dejes de hacerlos.

Salu2:

seriecito dijo...

Carol:

Gracias por tu felicitación. Es mi deseo tambieén que no falten tus comentarios y lo que escribes en tu blog.

Gracias otra vez por el abrazo, otro para tí.

Salu2:

seriecito dijo...

Impersonem:

La acumulación de cosas, es seguro que no nos hará mas felices, muy al contrario, nos provocará mas deseos irrefrenables.

Buenas citas, como siempre.

Vivir sencillamente es una buena forma de buscar el equilibrio.

Gracias por la felicitación.

Salu2:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...