martes, 24 de julio de 2007

Preocupación



En un estudio reciente que cita en su libro Ernie J. Zelinski, dice:
a) El 40% de nuestras preocupaciones giran en torno a acontecimientos que nunca sucederán.
b) El 30% trata de acontecimientos que ya han sucedido, o han llegado demasiado lejos para que podamos cambiarlos.
c) El 22% gira en torno a acontecimientos triviales.
d) El 4% es por acontecimientos reales, que no podemos cambiar.
e) Sólo el 4% de nuestras preocupaciones se refiere a acontecimientos reales sobre los que podemos hacer algo.


Si el estudio es riguroso y no tenemos datos para pensar lo contrario, la cuestión es muy relevante. Es decir, la mayoría de la población vivimos preocupados por algo y resulta que en la mayoría de los casos, el motivo es irrelevante, es decir, no existen motivos fundados para ello. Sorprendente cuanto menos.

Contrastar, si ello es así, no es difícil. Si uno comprueba sus últimos motivos de preocupación, la realidad es que se aproximan mucho a la estadística. Parecería como si nos empeñásemos en ocupar nuestra mente en "atormentadores" pensamientos, que no conducen a nada. Independientemente de la pérdida de tiempo que representa esta conducta, hay que evaluar también, la cantidad de cosas que podríamos haber hecho, no solo por el tiempo que empleamos en la "recreación de la preocupación", sino también por la falta de equilibrio, que nos roba tal inercia de nuestro pensamiento.

Cada vez mas, se impone pensar en positivo. Pensar en positivo, es sin lugar a dudas vivir mejor.
Pero la paradoja se plantea, cuando el problema no es solo nuestro. Los periódicos, la Tv, la radio, es decir los medios de comunicación, pasan elevado tiempo narrando lo peor de nuestro entorno y además dicen que lo "bueno" no vende. Entonces no queda mas remedio que intentar esforzarnos mas (para conseguir lo positivo en nuestro pensamiento) o vivir al margen de la información perturbadora...

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Después de una quincena de ausencia, ahora dos días seguidos.....ya estas de vacaciones? que filosofas tan a menudo?
Ademas veo que lees libros "mu raros".
El Búho nocturno

Nuria dijo...

Sorprendente, de verdad.

Para variar esos porcentajes, tendríamos que dominar mejor nuestra mente, y eso es muy difícil, porque nos influye también el entorno, los sentimientos, el estado de ánimo, las expericncias...

Pero analizándolo detenidamente, esos porcentajes son muy ciertos, sí señor.

Un bico

seriecito dijo...

Nuria:
Me pasó igual que a tí, al leerlos, primero sorpresa y luego reflexionando asumirlos como viables...

Quizas nos pueda servir para vivir menos atribulados por naderias.

Salu2

MARIA dijo...

no se como fue el camino para llegar hasta aquí, pero se el camino para regresar. muy interesante este post.Cada día trato más de poner en práctica esto que dices acá. muy bueno!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...