miércoles, 15 de abril de 2009

Preguntas


Tenemos un temor, casi insuperable, a preguntar, estamos mas dispuestos a dudar, que a preguntar. Todo viene, porque independientemente de nuestro grado de timidez, pensamos que nuestra cuestión, será trivial y que al plantearla nos pondremos en evidencia, señalando nuestra ignorancia.

Lo primero, que deberíamos de interiorizar es, que no hay correlación entre una pregunta estúpida y una mente estúpida. Nuestra segunda posición debería ser, observar con detenimiento, como generalmente quienes tienen éste tipo de mentes, suelen tener respuesta para todo, no necesitan preguntas, lo saben casi todo, mientras cuánto mas inteligentes son las personas, seguramente más preguntas estúpidas formulará. Si queremos aprender de verdad, sea cual sea el tema, hagamos preguntas, sin ningún temor, pensemos, que si nuestro interlocutor es inteligente, él no lo considerará un absurdo, más bien las acogerá con todo respeto.

La historia está preñada de grandes descubrimientos a partir de planteamientos y preguntas aparentemente irrelevantes. Si nos fijamos en las personas verdaderamente creativas, seguro que detectamos con rapidez, que sus planteamientos son sencillos, pero unidos a una firme decisión de cuestionárselo todo, no tienen ningún inconveniente en preguntar, cuanto les llama la atención y esa es precisamente la base de su creatividad.

Todos reconocemos su mérito, pero no nos planteamos cuales son los parámetros, que lo propician, si lo hiciéramos nos percataríamos, de que no fueron grandes hazañas, ni razonamientos superiores, antes más, se conformaron con una curiosidad elevada y ningún complejo a preguntar y/o preguntarse. ¿Cuántos de los descubrimientos que utilizamos con asiduidad, hubieran dormido algunos años más si, quien los descubrió hubiera tenido complejo de preguntar?

Hacer las cosas durante años de un determinado modo, no significa, que no podamos cuestionar y cuestionarnos, si verdaderamente ese es el mejor modo de actuar, y tampoco significa, que no podamos preguntar ¿Por qué?. Si no preguntamos no exploramos y si no exploramos difícilmente encontraremos. Si no preguntamos la dirección, que seguimos, será siempre la misma y la monotonía ya sabemos todos, a que conduce.

Si no pensamos nos oxidamos, si no preguntamos nos limitamos en el pensamiento y cuanto mas lo hagamos mas potenciaremos nuestra “obsolescencia”. Como seguramente esto no es lo que queremos, fijémonos la meta de hacer una pregunta al día, por lo menos, aunque nos parezca estúpida.



27 comentarios:

Luna dijo...

Tenemos un ejemplo muy ilustrativo en los niños. Los grandes sabios.
En cuanto pueden hablar, a partir de los dos años y entender lo que les dices, empieza la edad del ¿Por que?
Y se pasan el dia preguntando abosolutamente todo.
Y si la respuesta no es suficiente, o no la han entendido, vuelven a decir "¿Y Por que?"
Y asi de pasan algunos años.
Su mente está virgen y lo que no saben, no entienden o no comprenden, pues simple y sencillamente lo preguntan.
A mi, personalmente, me parece una edad maravillosa, en que los adultos tenemos mucha responsabilidad.

Luego, se dan cuenta y entienden que ante determinadas preguntas y acciones, los adultos nos reímos, y descubren lo que es tener verguenza.
Y dejan de preguntar.
Y eso coincide con la preadolescencia y la adolescencia.

Y la fastidiamos.

Porque dejan de entender muchas cosas, que pasar en su entorno y en ellos mismos, en su cuerpo y en sus mentes, pero por verguenza no preguntan.
Y se encierran en si mismo.
O preguntan a sus amigos que tampoco saben...

Pues si, Luis, con esas premisas, que parece que olvidamos, nos hacemos mayores y seguimos teniendo verguenza de preguntar.

O bien porque (según la edad) consideramos que somos "sabios"...

O porque nos parece que será indicio de ignoracia, de incultura,
de falta de iniciativa.

Ahora tenemos a D. Internet y toda su séquito de Buscadores, y podemos suplir nuestra ignoracia "en silencio", en privado..

No hay nada mas descorazonador, que en una charla, en una conferencia,que el ponente, después de su alocución, entre en el debate y nadie pregunte nada...
O un professor que después de una exposición, diga eso de ¿Alguna duda? ¿Lo habéis entendido?...Silencio.

O que escribas un post, como has hecho, muy elaborado, con mucho contenido, y que entráramos diciendo:

Bien, Un abrazo.
(que está en su derecho)
Pero eso te hace pensar que lo que has dicho, o es muy poco interesante, o está mal planteado o es tan obvio, que es innecesario
plantearlo.Preguntar es de inteligentes, demuestra interés, ganas de aprender, de crecer, de investigar, de sumar...

Me ha gustado mucho, Luis.
Un beso

Luna dijo...

Luis, perdón, me he pasado "un poco " en la respuesta....

tag dijo...

Pues yo no tengo ese problema ¿ves?
Algo bueno tenía que tener ser una preguntona compulsiva,ja,ja, bueno,
tampoco es eso.
Pero si que pregunto a menudo todo lo que me intriga, interesa o no entiendo.
Y ahora,gracias a tu articulo me he quedado la mar de tranquila.

Lo que dice Luna, tiene mucha razón, los niños estan descubriendo el mundo y tienen que preguntarlo todo para descifrar sus enigmas.
Es bueno, en este sentido, que sigamos siendo niños toda la vida, porque no solo aprendemos muchas cosas, que de otra forma nos quedariamos sin saber, sino que a los demás, me parece que es una forma de demostrarles interes y atención por sus conocimientos.

Ale, yo tambien me he extendido, pero como sé que te gusta, no me disculpo.

Besitos, Luis y Luna

seriecito dijo...

Luna:

Los niños tienen que aprender muchas cosas, casi todo, aprendemos más en los primeros años que en el resto de nuestras vidas. Solo el lenguaje, ya debe de ser un record.

No preguntar nada después de una conferencia es habitual, es más cuando se tiene confianza con el moderador, se prepara alguna pregunta para tratar de “calentar” algo el ambiente, a veces da resultado.

Lo de los alumnos es diferente, forma parte del sistema, el aprobado no se consigue por preguntar, sino por responder y claro así nos va… Yo en mis clases suelo intentar, dar un cierta valoración a quienes preguntan y fuerzo a que lo hagan, da resultado, pero debo de confesar poco relevante y como terminan mi asignatura y se van, pues ya no los vuelvo a ver hasta después de unos años. Pero sin embargo si que recuerdan que “premio” las preguntas, algo es algo.

No preguntar es una cuestión cultural, principalmente por no aparecer como idiota y en eso no estamos mejorando.

Puedes extenderte cuanto quieras, mientras no nos limite el espacio Google.

Salu2:

seriecito dijo...

Tere:

No se porque me lo imaginaba, tu forma de escribir y tu especial curiosidad ya lo apunta.

Dejar de ser niños (en cierto modo) es una de las peores cosas que nos puede ocurrir. Empeñarse en serlo (en cierto modo), es uno de los mejores antídotos.

Sigue preguntando…sigue… es una buena posición para progresar.

Salu2:

Nuria dijo...

La curiosidad es un factor importante para crecer y evolucionar. No hay nada peor que aquel que o bien cree saberlo todo, o se ríe de aquel que le pregunta con prepotencia.

Es algo que creo que nunca he hecho, reirme porque alguien me pregunta lo que no sabe, todo lo contrario, me interesa la posición de esa persona solamente por el hecho de que sienta curiosidad.

Por el contrario, sí he recibido en ocasiones una expresión o actitud de "¿en serio no sabes eso?".

Nunca deberíamos perder esa capacidad para ser curiosos, ni para preguntar aquello que no sabemos.

Un abrazo

Ricardo Musso dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ricardo Musso dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ricardo Musso dijo...

Ufff...los comentarios anteriores me salieron mal...y para no hacer el ridículo vio?

Excelente Avanto!!!

Claro, conciso y directo mensaje relacionado a lo que mencionábamos los otros días sobre la Asertividad.

Esa Asertividad que de niños expresamos espontáneamente, pero que vamos perdiendo por los motivos que muy bien expuso Luna, al que le sumaría el de la escuela formal, cuando “prohíbe” a los chicos interrumpir las clases para hacer preguntas, o a veces hasta los ridiculiza con frases como: “Ohhh…miren lo que pregunta Juancito, eso ya lo aprendimos…, a ver ¿quién se lo puede responder?, y uno termina sintiéndose un “infeliz”.

Cuántas veces por temor a hacer el ridículo no hacemos preguntas, y si nos encontramos en un grupo, y otro las hace, nos sentimos mal con nosotros mismos por no habernos animado a formularla antes.

Te felicito por tu artículo, y el comentario de luna que casi es otra entrada a tu entrada.

Esa espontaneidad de los chicos para preguntar me hizo acordar de un sketch cantado por un grupo musical argentino, “les Luthier” que se llama:

La Gallina dijo EurekaMe gustaría que lo vieran.

Un abrazo!
Rik

Nuria dijo...

No me funciona el enlace Rik...

impersonem dijo...

Para los extravertidos no creo que suponga mucho problema hacer preguntas y repreguntas... para los curiosos menos.

Haciendo pues este descarte, supongo que el problema está en los introvertidos o/y tímidos. Como ya se ha dicho, si nuestras primeras preguntas son ignoradas o ridiculizadas, la tendencia será a dejarlas de hacer... "sublata causa tollitur efectus", o sea, para evitar la reacción que nos incomoda, porque nos ridiculiza, suprimimos la causa que la produce...

¿Qué sería lo ideal?... Pues como también se ha dicho... motivar desde muy pequeños a los niños a formular preguntas, prestándoles atención a las que hacen y dándoles respuestas convincentes que les lleve a la conclusión de que el método pregunta-respuesta es un buen método para aprender-saber.

Ojalá todos los docentes motivaran, como haces tú Luis, a sus alumnos para que preguntaran ... llegarían antes al conocimiento.

Y en cuanto a las preguntas a cargo de los profesores prefiero la mayéutica...

Saludos.

Carol dijo...

Seriecito, creo que no tengo problemas en preguntar lo que no sé, tengo muy claro que nadie nace sabiendo y el que sabe mucho no lo sabe todo.

Así que pregunto, creo que es peor quedarse sin saber algo por no preguntar que no saberlo y quedarse callado.

De momento tengo interés por aprender cosas nuevas y espero no perder este afán.

Saludos. Me ha gustado mucho este post, bueno todos, pero este más.

Valdemir Reis dijo...

Hola estoy matando a la nostalgia de este maravilloso espacio, ese hermoso lugar y armonioso. Espectacular y cada vez mejor! Felicitaciones por la hermosa labor que desarrolla "Preguntas". Os invito a un homenaje, es ahí, o en http://www.valdemireis.blogspot.com; http://www.valdemircantinhopaz.blogspot.com, vamos a brindar juntos, han publicado un texto elaborado especialmente para usted, Me merece la oportunidad de dar su "premio", que ganó, pero su luz y ser generoso con su distribución de sus amigos. Hacemos extensivo el festival ... Estoy esperando por ti. Así que la vida es una oportunidad única. Cada persona en nuestra vida no va solo, ser soltero, que un pedazo de ti y toma un pedazo de nosotros. Nos reuniremos siempre aquí. Muy Obrigadoooooooo ... Por su amabilidad y la amistad! Asimismo, deseo un feliz y bendecido fin de semana para cada familia. El brillo para siempre, el éxito, la prosperidad, la protección y la paz. Godspeed.
Vamos de nuevo!
Valdemir Reis

seriecito dijo...

Rik:

Creo que sí, la escuela tiene mucha responsabilidad de que seamos muy remisos a preguntar. Porque además de no propiciarlo, solo “premia” las respuestas. Hay que estar preparado para memorizar y responder. No se potencia la curiosidad, solo se necesita “seguidismo”. Es una lástima.

En los grupos sociales, tampoco son foros de intercambio, preguntar, significa en muchas ocasiones identificarse y la opción es siempre estar “escondidos”.

Les Luthier son muy buenos, tienen mucho humor y una gran sensibilidad. Me gustan.

Salu2:

seriecito dijo...

Impersonem:

Hay que hacer bastante para motivar a que se pregunte, a mí me cuesta mucho, al menos cuatro semanas, pero por un procedimiento u otro, al final algo consigo. No de todos, claro, pero bueno algo es algo.

La mayéutica si, pero de modo que solo sea para “romper”, hay que buscar, con respuestas adecuadas y “acogedoras”, que las preguntas las hagan ellos.

Salu2:

seriecito dijo...

Carol:

Desde luego, antes de no saber, mejor preguntar.

Preguntar siempre, ese es el propósito enriquecedor.

Callar por “miedo” es otorgar y eso casi nunca es bueno.

Salu2:

CASANDRA dijo...

la verdad que nos das coraje, porque gran parte de no preguntar lo atribuyo a la timidez o también a la discresión que uno debe tener con los demás. Pero... manejando con cautela el interrogatorio o educación, por qué no...? tu manera de estimular a tus alumnos a formular preguntas me parece excelente. Deberías ponernos algún tipo de prueba a tus visitantes, y el trabajo estaría completo, qué te parece? (Esto último solo para poder plantearte una pregunta y veas que estuve atenta, jajaj) Cariños para todos por aquí.

Ricardo Musso dijo...

Hola Luis!!!

Cuando puedas date una vuelta por el “libro”.
Gracias
Un abrazo
Rik

seriecito dijo...

Cass:

No ceas que me resulta fácil, pero tiene la compensación, que cuando la gente comienza a preguntar la dinámica es otra y además es un impuso, que ya no se puede contener, se retroalimenta e incluso genera diálogo cruzado entre ellos.

Karla dijo...

como perder el miedo a que la respuesta no sea la esperada?
por eso no preguntamos...al menos yo

seriecito dijo...

Karla:
Tener miedo a preguntar, en el aspecto que tu apuntas, es vivir siempre en duda y yo creo que vale mas "saber que dudar".
Cuato mas se duda, mas insatisfacción. Por lo menos en mi caso.
Salu2:

tag dijo...

Pues haciendo honor al titulo de tu post, vengo a hacerte una pregunta
¿te pasa algo, Luis?
Me extraña tu silencio, tantos dias sin publicar algo nuevo, no es a lo que nos tienes acostumbrados.
Espero que sea algo pasajero y que vuelvas pronto, porque te echo de menos.
Que lo sepas.

Un besazo

P.D.¿Ves como soy una preguntona?jaja

tag dijo...

Tambien queria decirte que en realidad no hace falta que me contestes, porque creo que sé lo que te pasa.

A veces, sin buscarlo, nos vemos inmersos en medio de un compromiso y no sabemos muy bien como resolver,y salir airosos de esa situación para no ser desagradecidos y al mismo tiempo ser fieles a nuestros principios.
¿verdad?

Pero ya tienes experiencia en estas lides, y sabes hacerlo muy bien.

Perdona, si me he metido donde nadie me llama y además estoy metiendo la patita.

Un besito de tu amiga Tere

seriecito dijo...

Tere:

Gracias por tu preocupación, es muy gratificante.

No, no me pasa nada, en realidad es que es sumergido en un estudio económico de un sactor de empresas y tengo mis sentidos puestos en él.

Bueno, solo me queda hasta el jueves y ya tengo tiempo de publicar y además después de tu comentario, el compromiso.

Los post no me salen bien cuando tengo la cabeza en oto sitio.

Salu2:

seriecito dijo...

Tere:

Aunque percibo que eres muy "aguda", no iban por ahí los tiros.

Es muy difícil que yo abandone mis principios, solo lo hago en casos muy excepcionales y siempre que el mantenerlos no dañe a nadie.

Intuyo cual es tu referencia, pero simplemente ha coincido en el tiempo.

No mete nunca la patita, quien habla con palabras sinceras y no tiene intención de "pinchar".

Gracias Tere por todo, tengo un compromiso contigo, a partir del jueves.

Salu2:

Alejandro Kreiner dijo...

Creo que la mejor forma de llegar a saber es explorando.

Saludos.

seriecito dijo...

Alejandro:

Explorar sin duda, es la mejor forma de progresar.

Salu2:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...