lunes, 12 de mayo de 2008

Ser...


Estar en forma es expresar de un modo muy extenso que uno se encuentra bien. Estar en forma es como el "Nirvana", es tener fuerza para todo y además estar dispuesto a acometer nuevas tareas.

Que duda cabe que para ello es necesario tener un equilibrio entre cuerpo y mente, que permita a cada cual sentirse completamente relajado y con potencia clara para hacer nuevos proyectos.

Todo, lo que a uno le sucede es fruto también de como acoge su mente los acontecimientos que se van produciendo, cual es el efecto que le produce en su interior, porque en realidad, la fachada que cada una presente se puede "pintar".

Queremos en ocasiones ser tan especialmente "duros", que hacemos aparentar que los acontecimientos, sean del talante que que sean, no nos afectan, o lo hacen en menor medida de lo que sería normal. Para ello establecemos una dicotomía entre lo que verdaderamente sentimos y lo que piensan los demás que sentimos.

Cada cual adopta una posición, minimizando o engrandeciendo los acontecimientos que se producen. Es revelador como la realidad es transformada de modo personal y como de un mismo acontecimiento los resultados de la interpretación de cada cual son extraordinariamente dispersos.


Tal vez porque somos diferentes, es por lo que las expresiones y acciones están claramente delimitadas en función de nuestra cultura y la interiorización que hemos hecho de la misma. Nuestro entorno impone formas de hacer y no hacer y en la medida que nosotros hayamos o no interiorizado esas "reglas" no escritas tomaremos una determinada posición, mas para satisfacer a lo que entendemos que espera el grupo al que pertenecemos, que dando buen reflejo de lo que verdaderamente sentimos.


Ser como uno es y vivir consecuentemente a ello, es utópico, habría que romper muchas barreras, que en ocasiones parecen infranqueables.

2 comentarios:

PiNcHo dijo...

actualiza!!


queremos mas reflexiones... mas mas mas

Nuria dijo...

No vivir de acuerdo con las reglas no escritas, requiere asumir a menudo determinadas consecuencias de las que hay que estar seguro.
Y aún así, la presión consciente o inconsciente (para que no te tachen de "raro/a") continua día tras día.
Porque la sociedad no tolera demasiado bien a quien es diferente y no se pliega a lo "politica y socielmante normal".

Muy interesante tu reflexión. me gusta. Saludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...