martes, 8 de junio de 2010

Pensar...


Dice Fernando Savater en su libro “Las preguntas de la vida”: “No es lo mismo saber de veras que limitarse a repetir lo que comúnmente se tiene por sabido. Saber que no se sabe es preferible a considerar como sabido lo que no hemos pensado a fondo nosotros mismos. Una vida sin examen, es decir la vida de quien no sopesa las respuestas que se le ofrecen para las preguntas esenciales ni trata de responderlas personalmente, no merece la pena vivirse… Una cosa es saber después de haber pensado y discutido, otra muy distinta es adoptar los saberes que nadie discute para no tener que pensar. Antes de llegar a saber, filosofar es defenderse de quienes creen saber y no hacen sino repetir errores ajenos. Aún más importante que establecer conocimientos es ser capaz de criticar lo que conocemos mal o no conocemos aunque creamos conocerlo”.

Pensar, ¿cómo pensar?, si cuando uno piensa se cansa y se confunde. Si venimos interiorizando desde la niñez, que hay que asumir lo que los “sesudos” dicen. Como vamos a interpretar con nuestra inefable ignorancia, lo que sabios, profetas, mesiánicos y eruditos, dicen… Cuanta vanidad, cuanto deseo de sobresalir.

No, nuestra tendencia innata es el seguidismo, nuestro planteamiento habitual es asumir… Cuestionarnos la “costumbre” es de algún modo ser contestatario y eso la sociedad actual lo reprueba de plano y si pedimos explicación, la respuesta mas frecuente es “pero…si siempre lo hemos hecho así y nos va bien… para qué cambiarlo…”

No nos hacemos cuestiones, en primer lugar por vagancia; en segundo lugar por comodidad y en tercer lugar – en el fondo – por temor. Nuestro interior nos dice, que quien no se comporta en los cánones… los cánones lo fagocitan. No es temor físico, no… es peor, es temor a la soledad que representa no ser “admitido” en el entorno cercano, por nuestra singularidad.

Pero es que sin crítica no se progresa; más aún sin ser críticos, se pierde una de las condiciones esenciales, que nos diferencian del resto del reino animal. Mantener la especie, que ha sido una de las preocupaciones ancestrales, está muy asegurada por la ciencia. Luego ya no nos corresponde estar siempre dentro del “cercado virtual”. Podemos dejar volar la imaginación y analizar hasta que punto lo cotidiano asumido mayoritariamente, es efectivamente lo mejor…

Pero contrastar nuestras opiniones divergentes, es imprescindible, saber que nos diferencia es esencial y oír a los demás, en argumentos sólidos, descargados de “costumbre”, es una de las mejores formas de progresar mentalmente hacia espacios mas realizadores para todos. Intercambiar, sin ofender ni ser reprobado, tiene un valor intrínsecamente revitalizador.

Esa costumbre tan institucionalizada de rechazar lo “nuevo”, en defensa “numantina” de lo llamado “histórico”, es una de las fuentes más limitadora del desarrollo personal. No hay postulados absolutos, ni siquiera existen formas de hacer, que puedan permanecer inmutables, como guardianes de la “esencia vital”. Plantearse si determinada conducta, es o no acertada, no es agredir, muy al contrario, es tratar de evolucionar en orden para superar metas y evitar la “obsolescencia mental”… es respetar la individualidad enriquecedora.

No consolida mas la sociedad en la que vive, quien sigue a rajatabla y absoluta fidelidad, todos los postulados que ésta impone; que quien con equilibrio y rigor, se auto-pregunta si las “normas no escritas” son esencialmente inmutables, es decir, si de modo permanente deben de ser asumidas o la evolución propicia un cambio. Lo relevante para ser socialmente irreprochable, no es necesariamente ser conformista, cuestionarse lo que se hace con habitualidad solo puede tener el objetivo de progresar.

La fotografía del encabezamiento es así en ese instante, seríamos unos mentecatos y hurtaríamos mucha belleza, si quisiéramos que esa instantánea se repitiera de modo constante. El cambio no significa pérdida, muy al contrario, es enriquecimiento, permite nuevas instantáneas, tanto o más explicativas como la actual. Parar si, pero para coger aliento y seguir caminando…


Foto cedida por Nuria: http://nuria-vagalume.blogspot.com/

12 comentarios:

LUNA dijo...

Seriecito.
Me he leído dos veces el análisis que haces de la teoría de Fernando Sabater en el libro "Las preguntas de la vida"...

Creo que, este análisis, vá muy unido a los años vividos, lo que conlleva, a las experiencias vividas.

Cuando somos niños, o adolesciente o jóvenes, necesitamos, para ser felices, estar "integrados en la manada".

Hay una especie de código,en todos los "tempos" de esa edad, d en la vida, en que necesitamos no ser diferentes....
Los análisis de comportamientos y sus consecuencias son casi inexistentes.
Todos quieren ser iguales o parecidos....Es el rol que les hace sntir seguros frente a los demás.

Luego, con los años,con la experiencias vividas, en primera persona o en el círculo en donde nos movemos, nos empezamos a cuestionar muchas cosas...

Tampoco el echo del paso del tiempo, para muchas personas, hace que muchos se cuestionen las dudas que apuntas...

Depende mucho de la idiosincrasia de la persona, de los medios en donde se ha desarrollado y de sus inquietudes personales, el que pueda hacer ese razonamiento.

Recuerdo que una vez le pregunté a una persona muy cercana a mi:
¿Cómo ese gobernante, ha podido ser reelegido en ese país?
En la pregunta, estaba implícita la respuesta....
Si se sabía que en la segunda legislatura iba a ser tan nefastos los resultados o más que en la primera...

La respuesta fué:
Mira, aqui hay mucha América profunda... donde las cosas están establecidas hace mucho tiempo, y que en esas zonas, nadie se cuestiona que las cosas se puedan hacer de otra forma.....

Creo que algo cultural....
¿no?
Un besito

LUNA dijo...

Perdón, cuando digo que es algo cultural, quiero decir más bien, de falta de cultura...
Sócrates dijo hace siglos, Yo sólo sé que no sé nada....

Y a esa conclusión se llega después de mucho pensar, de muchos análisis, de mucho cuestionarse las cosas.

Las religiones tampoco han ayudado mucho.
Cuando lo que no se comprende y no se entiende, se ha de aceptar como dogma de fé...
Las creencias se han transmitido por generaciones...
"-Porque así ha sido de padres a hijos, y así debe ser-" Eso antes, se llamaba cultura, transmisión cultural.

El hecho de que las personas corrientes, tu y yo, se cuestionen las cosas y "piensen" y por lo tanto se planteen y replanteen muchas ideas, pensamientos, es algo nuevo.
Algo que también lo ha dado el acceso a la cultura.

Y Luis, por desgracias, eso va por "barrios"...

De todas formas, en esos barrios ( que tiene acceso a la cultura con facilidad) todavía hay mucha gente, y lo sabes, que habla de estereotipos, de ideas preconcebidas, de sitios que no ha estado, y de gente que no conoce....

Es una pena...
Besitos

Ricardo Musso dijo...

Hola Luís.

Si yo no estuviera convencido que las personas, con un gran esfuerzo y trabajo sobre sus condicionamientos, no pueden cambiar maneras de pensar e interpretar la realidad, no me dedicaría a lo que hago.

Sin embargo, los párrafos que citaste de Savater, me impresionan de una aspiración del hombre demasiado elevada.

Preguntarse acerca de si lo que uno habla o trasmite como conocimiento de los de más, a los demás, serán ciertos, actuales o perimidos, o si habrá sobre esos conocimientos otros contra-conocimientos que explican los hechos de una manera más adecuada, claro está que es un ejercicio intelectual saludable, sobre todo si se cumple una función docente.

Pero esperar creatividad de alguien a través de una actividad como la que mencioné, es muy difícil, por no decir, imposible.

Generalmente aquellos hombres destacados en la historia, e identificados como creadores de teorías, filosofías o conocimientos valederos, comprobables y no refutables, responde más a una necesidad humana de crear sus propios ídolos - que anteriormente eran Dioses o Tótems -. Más, la mayoría de las veces se los ha resaltado - a veces injustamente - por “poner la frutilla al postre de un cúmulo de conocimientos generados por otros, contemporáneos o históricos.

Quizás lo que estoy diciendo podría corroborarlo con conocimiento de causa por haber sido hijo de un hombre que hasta los años 1970 - en que publicó dos obras que tituló “Falacias y Mitos Metodológicos de la Psicología” y “Problemas y Mitos Metodológicos de la Psicología y la Psicoterapia” - estaba convencido de estar revolucionando el conocimiento de lo que se conocía de la Psicología, y aspiraba a la creación de teorías psicológicas con rigor científico.

Claro que esas obras tuvieron reconocimiento internacional, están en todas las buenas librerías del mundo y son en la actualidad material de lectura obligatoria en la carrera de Psicología en Cuba por su valor en metodología de la investigación psicológica.

Si embargo, en ocasión de ser detenido por los militares de la última dictadura de 1976 en mi país por su militancia juvenil en el Partido Comunista (y que no se convirtió en un Desaparecido porque era un profesor muy prestigioso en varias universidades argentinas), le pidió a su compañera Mirta que le haga llegar hasta su lugar de detención, unos libros que había adquirido antes de su arresto (y que no viene al caso mencionar). No te imaginas su sorpresa al descubrir que lo que él postulaba ya lo estaban haciendo otros en distintas partes del planeta!.
Por supuesto que no se sintió abatido sino entusiasmado y con más deseos de seguir adelante.

Romper con el molde del condicionamiento social, y ser un verdadero creador, es muy complicado Luís, muy complicado, a mi entender.

De cualquier manera, tu “reto” a adiestrarnos en un pensamiento crítico y dejar se ser “ovejas del rebaño”, es muy ponderable y te felicito por ello!

Saludos.
Rik

impersonem dijo...

Estoy de acuerdo con Savater y con tu comentario sobre el fondo del asunto... Como dijo Socrates: "El grado sumo del saber es contemplar el por qué"...

... si miraramos (analizáramos) las recetas convencionalmente impuestas como conocimiento cierto (no sé quién dijo por ahí que "la ciencia es una colección de recetas eficaces"), veríamos, a poco fijarnos, que hay demasiadas piezas que no encajan, porque a la luz de la razón o de la lógica intelectiva no tienen ningún sentido ni nos conducen a la "felicidad", mas bien son un estancamiento en creencias ridículas que nos conducen al vacío intelectual y a una incómoda ansiedad (mentiras que alimentan ritos que los que desean que la "ignorancia" de la plebe se eternice, en aseguramiento de su hegemonía y privilegios, procuran mantener de forma dogmática o legislando de forma coercitiva, o acreditandolas desde las falsarias armas mediáticas).

Pero te diré, por experiencia, que pensar por uno mismo en esta sociedad, hecha a golpe de molde (innúmeros moldes), es un atrevimiento arriesgado, peligroso diría yo... en un abrir y cerrar de ojos te conviertes en un "Juan Salvador Gaviota" (Exiliado de la manada y señalado socialmente como loco)... pero cuando uno se hace consciente de ello ya no hay vuelta atrás... porque diga la ciencia establecida lo que diga... y diga el dogma lo que diga... "E pur si muove"...

Ojalá hubiera una reforma profunda en el ámbito académico y la enseñanza pasara a ser reflexiva, crítica y analítica en vez de ser irreflexiva, memorística y rígida (me callo otros calificativos)... pero tal vez tal cambio no les vaya bien a los que prefieren ser los gallitos de un mundo lleno de "personas mono" (sólo hacen lo que ven) y de "personas loro" (sólo dicen lo que oyen)... tic-tac, tic-tac,tic-tac... mañana será un nuevo día de rutinas... ¡y ay de aquel que intente cambiarlas!... (no voy a entrar en las circunstancias de cada cual y en la necesidad de supervivencia adaptándose a la dictadura del "saber" establecido y adoptando sus ritos, costumbres y disfraces... es algo que limita bastante el asunto "innovador")

Te mando un saludo desde la soledad (no pasa nada por estar exiliado de la manada)de quien desde siempre se lo ha cuestinado todo y todavía está por encontrar el sentido de la organización que rige este mundo y de los motivos por los cuales una inmensa mayoría acepta ser esclavizada por una maquiavélica minoría que manipula "el saber" e impone costumbres a antojo y capricho a través de esos medios que los esclavizados contemplan mientras se comen unos cacahuetes o unas pipas (cito estos alimentos con doble sentido)...

"Cogito ergo sum?" ("Je pense, donc je suis")?... hasta en este principio básico de la filosofía moderna (¿cartesiana?) pudiera haber escaso análisis y algún que otro error... ¡y es que nos implicamos tan poco!

seriecito dijo...

Luna:

Si efectivamente los años vividos tienen mucha importancia.

Lo importante creo que es saber discernir y tener voluntrad de evolucionar.

Todo según posibilidades, pero desde luego en cuanlquier circunstancia desde el esfuerzo.

Salu2.

seriecito dijo...

Rik:

Bueno Savater en algunos aspectos es muy utópico o se pone límites casi imposibles de alcanzar, pero creo que también, no habla de estar ahí, se identifica mas con el esfuerzo de ir hacia...la meta.

Las circunstancias que relatas de tu padre, son entrañables. Pero el final, el conocimiento de que parte de lo que el hablaba en sus libros ya estaba siendo tratado en otras partes, creo que nos transmite un mensaje de humildad, pero también de satisfacción, saber que alguien mas innova en la misma linea, debe de ser muy reconfortante.

De ahí la grandeza de tu padre... "por supuesto no se sintió abatido sino entusiasmado y con mas deseos de seguit adelante". Solo las personas que "valen" reaccionan de ese modo, no se incomodan de que alguien mas hable o haya hablado de lo mismo, muy al contrario, se motivan.

El fundamento de no querer ser primero por serlo, siempre lleva a contenidos de elevada grandeza.

Coincido absolutamente contigo, romper el molde de lo socialmente admisible y tratar de ser verdadero creador, es muy complicado en una sociedad, que lo que presupone como principio es el "seguidismo", quienes tienen las facultades, fuerzas y deseos para acometer estas acciones, obtienen en ocasiones el éxito, pero no exento de "dolor.

En ocasiones motivado por lo no alcanzado y en otras - las peores - por las zancadillas de quienes no ven mas alla de un palmo de sus narices y les moelesta claro está quienes con independencia investigan y proponen.

Al menos intentar salir del "cercado" ya e una buena acción.

Muchas gracias por tu comentario, RiK, como siempre poniendo puntos en las ies.

Lamento profundamente lo de tu padre.

Salu2:

seriecito dijo...

Impersonem:

Muy bien venido, notaba tu falta.

Coincido contigo, la costumbre no es un certificado de corrección, en muchas ocasiones es un corse difícil de soslayar.

Pensar por uno mismo es necesario y custe el esfuerzo que cueste hay que intentarlo. Al final satisfacción.

Absolutamente de acuerdo con tu definición de la enseñanza. me gustan tus definiciones de personas "mono" y "loro".

Buen final... Implicarse!!.

Saludos y espero que sigas comentando.

seriecito dijo...

Luna:

Si efectivamente los años vividos tienen mucha importancia.

Lo importante creo que es saber discernir y tener voluntrad de evolucionar.

Todo según posibilidades, pero desde luego en cuanlquier circunstancia desde el esfuerzo.

Salu2.

Nuria dijo...

Mientras hacía la fotografía, esta fotografía,sentada en el espigón de la ría, dejándome llevar por la calma.....pensaba, muchas cosas.

me ha resultado curiosa la coincidencia de tu elección Luis.

Salu3

Nuria dijo...

Volveré; ando mal de tiempo :)

seriecito dijo...

Nuria:

En otras ocasiones ya te he comentado que tus fotos, me dan tecla....

Salu2:
Luis

Ricardo Musso dijo...

Buen día Luís.

Te agradezco mucho tu comentario al mío.

Me emocionó; y en nombre de mi padre, también te doy las gracias!.

Un abrazo.
Rik

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...