domingo, 18 de abril de 2010

Desprogramarse


Dice Eduardo Punset en su libro “El viaje al poder de la mente”: “Muchas personas toman decisiones no en función de lo que ven, de lo que consideran bueno o malo, sino en función de lo que creen, de sus convicciones, de lo que el biólogo evolutivo y etólogo británico Richard Dawkins tildaba de código de los muertos: pautas de conducta excelentes hace miles de años, que han dejado de ser útiles y que, no obstante, siguen vigentes…

Las convicciones heredadas no solo nos impiden comprender lo que vemos, sino algo más inesperado no podemos predecir el futuro porque únicamente sabemos imaginar el futuro recomponiendo el pasado. Un pasado pergeñado por nuestras convicciones de ahora y arreglado de tal forma que nos permita fabular el futuro. Ha llegado el momento de corregir este defecto descomunal en la manera heredada de comportarse; una forma de ser no menos cargada de efectos perniciosos que la negativa a cambiar de opinión, definida por nuestra incapacidad delirante de predecir el futuro. O para ponerlo en términos más realistas, nuestra predisposición a pensar el futuro sólo en términos del pasado”.

Estamos tan acostumbrados a confiar tan poco en nuestra intuición, es decir, a bloquear lo que nuestros sentidos perciben, que ni siquiera nos percatamos de la manera tan sesgada que tenemos de interpretar lo que sucede y por tanto, decidir de modo racional lo que queremos hacer o dejar de hacer. Solo estaremos firmemente convencidos del camino a seguir, si coincide con lo habitualmente estipulado y es socialmente correcto.

Repetir una conducta de forma reiterada, siguiendo las “costumbres” y o “leyes” habituales, es condición necesaria, pero no suficiente. Podemos concluir, que lo que venimos haciendo desde años y nos produce satisfacción suficiente, debe de ser el modelo de comportamiento, que presida nuestras acciones; pero no es lo mejor permanentemente; los entornos cambian y con ello, las actuaciones buenas del pasado, pueden ser completamente inadecuadas a las posiciones actuales, con lo cual “remamos contra corriente”, es decir, nos limitamos nosotros mismos alcanzar mayor felicidad.

Dedicamos mucho tiempo a analizar en profundidad, que y como ha sido nuestra vida, incluso en ese rememorar, imaginamos situaciones y cambiamos mentalmente lo sucedido en realidad, para imaginar un entorno nuevo, con los consabidos: “si hubiera dicho…, si hubiera hecho…”, no está mal; analizar los hechos objetivamente, aporta gran cantidad de “datos”, para mejorar subsanando errores, pero siempre que sepamos salir del análisis y pasar a la acción; la parálisis por el análisis, nunca ha sido buena compañía, y reconozcámoslo, es lo que mejor sabemos hacer.

Manejar nuestra vida, con los códigos que nos trae nuestro pasado, se asemeja a conducir un automóvil, con la mirada puesta en el espejo retrovisor, como si tuviéramos temor a ser alcanzados; cuando lo verdaderamente relevante – en la conducción y en nuestra vida - es, identificar con precisión hacia adonde vamos y manejar el automóvil sorteando con habilidad las dificultades de la ruta, porque esto, es el futuro, es decir está delante… en el parabrisas.

No estaría mal – como dice también Punset -, aprender a desprogramarse; poner empeño en hacer lo creemos que tenemos que hacer, sin que costumbres ancestrales, nos limiten o confundan; ni siquiera, si los que se creen en poder de la ortodoxia, nos recomienden con miradas reprobatorias o palabras discordantes, el desistimiento. Después de una larga encalmada, la llegada de viento bonancible, sin las velas desplegadas, nos resultará absolutamente estéril.

Soñar despierto y tratar de atrapar el sueño, como si fuéramos niños, es la clave. La ilusión es la fortaleza, la duda no es el camino. Querer y empeñarse en conseguirlo, es la ruta. La mirada y el pensamiento siempre hacia adelante… si miramos hacia atrás, hagámoslo solo para tomar fuerza e impulso, nunca para acumular limitaciones o desistimientos. Seamos lo que queremos ser o conformémonos con lo que somos… sin remordimientos.

14 comentarios:

LUNA dijo...

¡Hola Luis!!!!! Cuánto tiempo.... Me alegra poder leerte otra vez.

Bueno, lo primero que me llama la atención es hayas puesto "cedazo" a los comentarios...
No "pega" mucho contigo.....

Luis, las "cosas" (por ganeralizar al máximo), son tan cambiantes en los dias que vivimos...

Por la inmediatez de las noticias...
Por la inmediatez de la comunicación con las personas, debido a los medios a nuestro alcance...
Por (quiero creer) la mayor cultura que hay en todo los ámbitos...
Por la facilidad, puesta a nuestra disposición, de información sobre cualquier tema que queramos...
Por el conocimiento de dónde poder buscar ayuda, de una forma natural, sin comlpejos atávicos, en personal cualificados, para nuestros miedos, angustias, fobias, etc.

Desde luego, lo que hay que tener como premisa, para obtener estos beneficios, desde luego, es nuestra voluntad, nuestra honestidad con nosotros mismos....

Pero ahora que pienso, si estas premisas se cumplieran, no existiría "el pensamiento radical"
"Los ultras todo"....la intolerancia....

Una persona que tú y yo queríamos mucho, solía decir con respecto a otra...
Es que ........se ha quedado atrás......

Es verdad, Luis, si todos aplicaran la teoría de Richard Dawkins, seguiríamos en la pre-historia.....
o tendriamos que ser anacoretas...
Digo eso, porque los seguidores de "la treoria de los muertos" al final están condenados a ser muy infelices, por la gran soledad que los rodea...

Un besito.
Volveré a ver nuevos comentario....
Un beso

LUNA dijo...

Rectifico.
Cuando me he dispouesto a dejar mi respuesta, ha apareido un cartel, arriba, donde ahora pone "Se ha guardado su comentario", que decía que éste aparecería tras la aprobación, etc......
Y me había extrañado mucho de ti.....
Me alegro, no me equivoqué...........
MMMMMMUUUUUAAAAAAAAAAAA

seriecito dijo...

Luna:
¿que es "cedazo" en los comentarios, no se que es y francamente, yo no he tocado nada, al menos conscientemente.
Cuando puedas dime que es eso.
Salu2

LUNA dijo...

Cedazo es sinónimo de tamiz.
Me refería a que hay quienes deciden primero leer los comentarios, y luego publicarlos...
Osea, es como si hubiera dicho que tu preferías "cribar" primero loc comentrio.
Es una opción que aparece cuando vas a dejar el comentrio.
Pero a mi me extrañaba mucho que tu hubieras puesto esa opción....
No sé porque, habrá sido un error de "blogger", pues enseguida ha aparecido mi comentario y deaparecido ese aviso.
Un besito.

LUNA dijo...

Lus, te prometo que sigo en Valencia... Olite también está bien....

Ricardo Musso dijo...

Excelente entrada Luís.

De todos modos, sin ese llamado código de los muertos no lograríamos sobrevivir en las primeras etapas de nuestra vida.

Claro está que una vez que hemos aprendido esos códigos,madurado, la actitud mental que debería estimular la sociedad, nuestros padres y educadores, es una mentalidad crítica (aún de esos mismos códigos) y solo quedarnos con aquellos que nos son realmente útiles.

No es necesario “desprogramarnos” totalmente…, a mi entender!.

Un abrazo.
Rik

seriecito dijo...

Rik:

Completamente de acuerdo contigo, pero yo considero esos codigos de superviviencia de nuestros primeros años algo muy postivo.

Me refiero a ese "después", cohercitivo y silencioso, pero tenaz y efectivo.

Y efectivamente lo que no nace es la mentalidad crítica,porque nos conformamos y acomodamos y en el fondo nos engañamos.

Desprogramarse del todo no, pero reprogramarse sí.

Gracias por tu visita.

Salu2:

Nuria dijo...

Seguir las pautas impuestas, con la mente cerrada no nos beneficia, no nos deja crecer ni aprender.

Desde luego, la intuición, al menos en mi caso es un sexto sentido que no suele fallar. No sigo a pies juntillas sus dictados, pero no la ignoro, la escucho, la medito. Y la mayoría de las veces, ha acertado...

Los "si hubiera", nos atacan, claro que sí, para mí es lo más difícil de vencer.

Un saludo, me alegro de leerte Luis

Nuria dijo...

La foto, muy bien ¿tuya?

:)

seriecito dijo...

Nuria:

Completamente de acuerdo contigo. yo también me alegro de que me leas y comentes.
aunque realmente te veo algo "desconectada" de esto.
La foto es mía, sí. Corresponde a una serie que he hecho de la universidad.

Salu2:
Luis

Nuria dijo...

Mucho trabajo, muchos frentes abiertos...y el día solo tiene 24 horas Luis.

Salu3

seriecito dijo...

Nuria:

...menos, si duermes.

Salu2:
Luis

Nuria dijo...

Y para dormir y estar a pleno rendimiento, al menos necesito 8 horas...

Sí, hay temporadas en las que el trabajo y otros asuntos absorben tiempo y energía. Pero sigo aquí.

PD. Tengo en mente una pregunta para ti, pero no sé si entra dentro del ámbito docente que dominas, o si te apetece escribir sobre ello, porque es un tema aburrido pero real.

seriecito dijo...

Nuria:

Anunciar pregunta y no hacerla es dejar expectante.
puedes preguntarme lo que quieras Nuria, en el Blog o por correo, sea aburrido o no.

Salu2:
Luis

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...