viernes, 5 de junio de 2009

Creatividad


La creatividad es la constatación de la libertad. Los conocimientos, la experiencia, la formación acumulada, etc., no aseguran en absoluto la interpretación acertada de lo que sucederá. Creo más, cuanto mas experiencia menos creatividad, más tendencia a la repetición mimética. Un especialista en algo, no es ni más ni menos, que una persona que ha acotado su nivel de ignorancia. Creo que en todo, siempre hay un más allá, considerarse experto es una pedantería.

Cuando alguien trata de avanzar innovando en el ámbito de un círculo de expertos, solo recibirá miradas “compasivas” y palabras de desánimo. Hay que consolidar de forma férrea el nivel alcanzado y evitar que alguien lo rebase, no porque no sea útil, no, es porque nos pondrá en cuestión y más aún acabará sobrepasándonos. La posición pacata es exponer de forma brillante el numeroso cúmulo de razones, por las cuales seguir por el camino innovador es una acción absolutamente estéril, ya está todo dicho, no hay más.

La experiencia es atrevida, no tiene suficiente con la constatación de los logros, necesita más, necesita pronosticar, hacer vaticinios sobre lo que será y tiene facultades para adornarlo con tal variedad de detalles, que convence a una inmensa mayoría… ¡es qué lo ha dicho fulano!. Lástima que no se fijen en unos expertos que vaticinan diariamente y evidencian la relatividad de sus predicciones, estoy refiriéndome a los meteorólogos. Seguro que serían menos rimbombantes y más prudentes y modestos. Tengámoslo en cuenta, cuando corramos la tentación de hacerlo y seamos escépticos cuando sean otros quienes lo plantean.

El vaticinio negativo de un experto, para neutralizar una nueva acción, casi debe ser un acicate. Repetir lo mismo cada día no es un certificado de que ese sea el único modo de resolver bien. No todos los descubrimientos han venido de la mano de personas con elevados conocimientos en la materia, en algunas ocasiones el sentido común ha sido mas que suficiente para proponer soluciones útiles. Siempre que alguien nos inste a no acometer una tarea, por un procedimiento nuevo, no nos hace un favor, está intentando limitarnos. Nadie debe tomar las riendas de nuestras decisiones, por mucho currículum que lo avale.

Saber todo de “todo” es una entelequia, pero pretender saber todo de “algo” es una constatación de soberbia. Muy al contrario, cuanto mas se sabe de “algo”, mas se constata la enorme cantidad de cosas que ignora de ese asunto. Que nadie limite nuestra “curiosidad por las cosas y por la vida”, si aún nos queda después de la enseñanza en la escuela, la educación familiar y el paso por la Universidad, conservémosla, es un atributo escaso…





24 comentarios:

Nuria dijo...

iempre pienso que me queda mucho por aprender, incluso de lo que más sé, eso es indudable.

No hay nada peor que toparse con quien cree saberlo todo. El diálogo siempre es nulo e improductivo.

Curioso dibujo Luis ;-)

PD. ¿Para cuando alguna foto tuya?

tag dijo...

Pues si, en vez de saber todo de algo, es mejor saber algo de todo.

Eso nos lo reprochaba mi padre, a mi hermano y a mi.Nos decía
"Aprendiz de todo y Maestro de nada", cuando nos veia que abarcabamos muchas cosas, pero no nos centrabamos en ninguna.
Porque antes predominaba la especialización en una sola materia.
El hubiera preferido que sus hijos fueran "eminencias" en algo concreto. Y nosotros, todo lo contrario, nos interesaban tantas cosas que elegir una sola nos parecia aburrido.
En fin, son distintas formas de entender la vida, pero tienes mucha razón cuando dices que las personas que creen saberlo todo de algo, es una constatacion de soberbia.

B7s

seriecito dijo...

Nuria:

La del 15/5 es mía.

Cuando no hay diálogo por "sabiondismo" lo mejore es ignorar y separarse.

Salu2:
Luis.

seriecito dijo...

Tere:

Ese refrán del que mucho abarca poco aprieta, era frecuente. También he oído aprendiz de mucho, maestro de nada.

Cuanto se tropieza uno con un soberbio, lo mejore es poner "pies en polvorosa" sin mirar hacia atras... por lo de la estátua de sal digo.

Salu2:

Nuria dijo...

Esa ya la conocía Luis, por eso te preguntaba si habías hecho alguna más últimamente...

tag dijo...

Tienes razón, Luis. He dicho mal el refran, es como tu lo dices "Aprendiz de mucho y maestro de nada"
Ayyyy esta memoria mia....ja,ja,ja

Un beso

Luna dijo...

El deseo de saber, de aprender, de conocer cosas nuevas, son los que nos mantenien alertas y vivos.

Nunca sabemos de todo ni demasiado de nada.
Pensar eso, efectivamente seria una soberbia y además contrapoducente.
Nos privaria de poder conocer otros pareceres...otras corrientes...
Incluso muchas cosas que se han dado por sentadas por sabios, luego cuando se ha seguido investigando han sido modificadas.
Eso es la vida viva, que ningún dia es igual...
Es lo que hace todo tremendamente atractivo...
Un besito

seriecito dijo...

Nuria:

Sí, he hecho algunas, nada destacable. Fotos por fotos.

Salu2:

Luis

seriecito dijo...

Luna:

Efectivamnte lo importante es compartir. Ese deseo de sobresalir en lo que hacemos, convierte en espurio los esfuerzos para conseguirlo.

Salu2:

seriecito dijo...

Tag:

Fosforo Ferrero.(je,je,je..)

Salu2:

Ricardo Musso dijo...

Buen día Luís!!!.

Excelente artículo!.

La soberbia es la defensa del ignorante!.

Recuerdo una frase pero no su autor: “cuando no sé que no sé, creo que sé…, cuando no sé que sé, creo que no sé!”.

Un abrazo!
Rik

seriecito dijo...

Rik:

Buen trabalenguas y buena frase.

Salu2:

seriecito dijo...

Nuria:

Si, he hecho bastantes, pero que curioso, tus fotos me inspiran temas, las mías no las encuentro adecuadas para casí nada.

Será que tocar las campanas y hacer misa no va bien. O tirar el corner y remtarlo.

Bueno todo se andará.

Salu2:
Luis

Nuria dijo...

Te entiendo, todo requiere su tiempo y su práctica. Lo mismo que sería para mí escribir.

Para mí es toda una satisfacción que las fotos te ayuden.

Un abrazo

Carol dijo...

Seriecito, me gusta mucho esa frase que dice: "Solo sé que no sé nada" y también: "Siempre te acostarás sabiendo una cosa más."

Por cierto que conservo la curiosidad por aprender cosas nuevas, y muchas veces me pregunto con conocimientos que llegan a mi cómo pude vivir sin saberlo, y hay tantas cosas que no llegaré a conocer que me pesa porque estoy segura que muchas son muy buenas y me llenarían de alegría.

Saludos afectuosos.

Alejandro Kreiner dijo...

Totalmente de acuerdo, sin curiosidad no hay aprendizaje.

Saludos.

CASANDRA dijo...

Pasé. Leí, Disfruté. No puedo evitar andar rumbosa por la red tratando de ver cosas nuevas, un pintor, un libro, una película, una palabra, una persona....me abre la cabeza, mi apetitus curiosus se activa. Mi mente hace nuevas síntesis. A veces también me mareo mucho y pierdo efectividad. Pero pienso que todo suma. Saludos afectuosos, hacía tiempo que no venía.

seriecito dijo...

Carol:

Concervar la curiosidad es la mejor forma de vivir actualizado, tienes mucha suerte.

´Sí, a mi también me pasa eso, cuando decubro algo nuevo empiezo a pensar que hacía antes cuando lo ignoraba.

Salu2:

seriecito dijo...

Alejandro:

Efectivamente la curiosidad es una de las fuentes principales de adquirir conocimientos.

Salu2:

seriecito dijo...

Cass:

Gracias por venir y por comentar, bueno en la red como en la vida ha de haber de todo, como en botica.

Salu2:

CASANDRA dijo...

Que nadie limite nuestra “curiosidad por las cosas y por la vida”, si aún nos queda después de la enseñanza en la escuela, la educación familiar y el paso por la Universidad, conservémosla, es un atributo escaso…

a esta curiosidad me refería al decir que andaba rumbosa en la red,
buscando novedades, curiosidades, desarrollando mi mente y creatividad, por supuesto que no se agota mi búsqueda en este ámbito, pero es tan amplio el espectro, que como bien dices, se ve de todo, absolutamente de todo.

seriecito dijo...

Cass:

efectivamente no hya que perder esa curiosidad. Me alegro de tu empeño en ello.

Salu2:

impersonem dijo...

Estoy de acuerdo con todo lo que has escrito Luis...sí, con todo.

La curiosidad crítico-constructiva, que no crítico-destructiva, es imprescindible para el avance personal y para el avance social. Los expertos en algo tienen miedo a la innovación porque entonces, mientras no aprendan y comprendan lo nuevo, dejarán de ser tan expertos en la materia...y claro...se niegan a perder su pequeña parcelita de relevancia.

En fin Luis, que estoy de acuerdo contigo en todo lo que has escrito en tu entrada.

Saludos.

seriecito dijo...

Impersonem:

Quien cree que es experto en algo y tiene miedo a las innovaciones sobre el tema, proque con ello perderá relevancia, para mí, ya es ignorante.

Cuanto mas sabe uno sobre algo, mas se percata de la gran cantidad de cosas que ignora sobre el tema.


Es la única posición válida para progresar.

Gracias por tu visita:

Salu2:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...